La base de cotización de un millón de funcionarios supera los 2.300 euros

El Ministerio de Trabajo elabora una nueva estadística que analiza las bases medias sobre las que se calculan las aportaciones al sistema de pensiones

funcionarios cotizacion Pulsar para ampliar el gráfico

¿Cuánto aportan los trabajadores a la Seguridad Social en España? ¿Cuál es el perfil de cotizante medio según lo que contribuyen al sistema de pensiones? La respuesta a esta y otras preguntas puede encontrarse en una nueva estadística del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que analiza el detalle de las bases medias de cotización del Régimen General de asalariados en el que están inscritos más de 15 millones de trabajadores por cuenta ajena.

Esta nueva estadística no tiene en cuenta las cotizaciones de los sistemas especiales agrario y de empleados del hogar y también excluye las cotizaciones por contingencias profesionales. Se centra así en las cotizaciones por contingencias comunes, que son con las que se financian las pensiones y las prestaciones de incapacidad temporal y permanente. Asimismo estas bases son las que se usan para establecer la base reguladora que servirá para fijar la cuantía de las pensiones y resto de prestaciones.

Por tanto, determinan la base de cotización con la “remuneración total” del trabajador, para lo que tiene en cuenta “todas sus percepciones económicas, sean en dinero o en especie”. Después, hallan la base media dividiendo el importe total de las bases de cotización por contingencias comunes entre el número de cotizantes (personas físicas). Sobre estas bases medias de contingencias comunes se aplica un porcentaje del 28,3% (4,7% a cargo del trabajador y 23,60% aportado por la empresa) y la cuantía resultante es la que se aporta al sistema. Así, cuanto mayor sea la base de cotización mayor es la aportación del trabajador y mayores prestaciones devenga.

El último dato que muestra esta estadística es de junio de 2019, cuando la base media de cotización era de 1.823 euros mensuales. Esta cantidad es un 4,28% mayor que un año antes, lo que refleja un avance de las percepciones salariales equivalente a este porcentaje. Esto significa que, de esta base media, 516 euros al mes va a parar a la Seguridad Social.

Estas cifras indican también que las bases medias de cotización más altas y, por tanto, los mayores sueldos los cobran los trabajadores de suministro de energía, con una base media de cotización de 3.441 euros al mes; los de actividades financieras y seguros (3.156 euros); los de información y comunicaciones (2.516 euros mensuales) y los de las industrias extractivas (2.437). Si bien, sumando todos estos sectores, no llegan ni a los 900.000 cotizantes. Por ello, esta estadística analiza también en un apartado específico cuáles son las aportaciones de los asalariados que trabajan en los diez sectores de la economía que más empleo generan.

Según esto, las mayores bases medias de las principales ramas de actividad las tienen los 1,1 millones de empleados públicos de gestión y regulación de todas las administraciones (estatal, autonómica y local), así como los profesionales públicos de la justicia y seguridad y Defensa (policías y militares), que cotizan una media de 2.307 euros mensuales. Este grupo no recoge a los empleados públicos de la sanidad y la educación, que están incluidos junto a sus colegas del sector privado.

Con bases medias superiores a los 2.000 euros mensuales están los trabajadores de la industria manufacturera (2.142 euros); los profesionales de actividades técnicas y científicas (2.091 euros); y los del sector sanitario (2.043 euros al mes).

Brecha retributiva

En estos dos últimos sectores se da la circunstancia de que a pesar de estar muy feminizados (hay más mujeres que hombres) las brechas retributivas en favor de los trabajadores masculinos son las mayores. Concretamente, la base media de cotización de los hombres de profesiones científico técnicas es 512 euros mayor que la de las mujeres del sector. Y en el caso de los sanitarios –donde están cotizando 349.866 hombres y 1,2 millones de mujeres– la diferencia es de 437 euros más para ellos. Desde Trabajo observan “una evolución al alza de las bases medias de cotización, pero con una base media superior a los 300 euros en los varones”.

En el lado opuesto de este grupo de diez principales sectores se encuentran los 1,6 millones de empleados de la hostelería, con la base media de cotización más baja de todas: 1.143 euros al mes; y los 2,5 millones de trabajadores del comercio y reparación de vehículos, que cotizan una media de 1.596 euros mensuales. En estos últimos sectores la contratación temporal y a tiempo parcial tira a la baja de las bases medias de cotización. De hecho, la cotización promedia de los que tienen contrato fijo es de 2.104 euros al mes frente a los 1.314 de los temporales. Y lo mismo ocurre con las bases de las jornadas completas (2.104 euros al mes) y la jornada parcial (939 euros).

 

La Cotización baja tras cumplir los 60 años

Históricamente, las bases de cotización de los trabajadores crecen a medida que aumenta su edad y su carrera. Sin embargo, en las dos úlitmas décadas se está produciendo con mayor intensidad la expulsión del mercado laboral de los trabajadores de mayor edad. Estos trabajadores o bien pasan unos años en el desempleo y se jubilan anticipadamente en cuanto pueden; cotizan de forma individual a la Seguridad Social; o aceptan trabajos de peores condiciones. La nueva estadística de Trabajo solo recoge a este último caso que, junto a las jubilaciones parciales hacen que, en contra de lo esperado, la base media baje a partir de los 60 años. Al cumplir esa edad, la base media baja de 2.115 a 2.007 euros al mes.

Normas
Entra en El País para participar