El mercado se cree el plan de expansión de Euskaltel: la acción sube un 34%

Marca máximo anual y se acerca al precio de OPV de 9,5 euros

El grupo ultima la presentación del nuevo plan estratégico

Euskaltel Pulsar para ampliar el gráfico
Madrid / Bilbao

Los mercados financieros parecen creer en los planes de expansión de Euskaltel por el conjunto del mercado español. Las acciones de la operadora vasca han mantenido una racha alcista desde principios de año, con una subida acumulada del 34%. De hecho, el pasado viernes registró un máximo anual de 9,45 euros, cerrando la jornada en 9,37 euros, que otorgan a la empresa una capitalización bursátil de casi 1.700 millones de euros.

El acelerón en Bolsa se acentuó con la llegada de José Miguel García al puesto de consejero delegado a principios de junio. Desde entonces los títulos suben casi un 24%.

Las acciones, que a principios de 2019 estaban por debajo de los siete euros, vuelven a acercarse a los 9,50 euros. Una cota de relevancia para Euskaltel, puesto que fue tanto el precio al que salió a Bolsa en la primavera de 2015 como al que se valoró la compañía en las adquisiciones de la gallega R de Cable y de la asturiana Telecable, operaciones que dieron acceso al capital a grupos como Abanca, que posee un 4,5%; o la británica Zegona, primer accionista, con un 21% del capital (la firma suscribió una ampliación de capital de 254 millones a un precio de 9,5 euros por título), por un 19,88% de Kutxabank.

De esta forma, las minusvalías latentes de los inversores que acudieron a la OPV o que entraron en la empresa con las citadas adquisiciones desaparecerían de forma explícita, si bien ya lo estarían haciendo al sumar los dividendos percibidos en este periodo de tiempo.

Plan estratégico

El ex CEO de Jazztel, con el respaldo de Zegona, está ultimando el nuevo plan estratégico para ser presentado al consejo de administración, y en el que uno de los puntos fundamentales será la citada expansión por el mercado nacional.

El objetivo es llegar al 85% del mercado español donde no tiene presencia. Euskaltel ha continuado con los pilotos realizados en las regiones limítrofes con sus mercados de origen, que ya se encuentra operativos, como Navarra, La Rioja y León, además de Cataluña, donde la teleco tiene un acuerdo con RACC.

La compañía tiene la operación abierta de utilizar la marca Virgin, que ha sido una apuesta desde un primer momento de Zegona.

Desde su llegada al cargo, García ha trabajado en la aplicación de una hoja de ruta para para extraer las máximas sinergias posibles a través de la implantación de varias medidas para elevar las eficiencias. Así, Euskaltel ha trabajado en la integración de sus filiales, red, sistemas y atención al cliente, además de homogeneizar las ofertas de sus tres marcas, Euskaltel, Telecable y R.

En el tercer trimestre, la compañía redujo sus ingresos un 0,4%, hasta 171 millones de euros, si bien elevó el ebitda un 3,2% y el beneficio neto un 7,4%, hasta 19 millones.

La teleco ha mantenido su estrategia de retribución al accionista. El consejo de administración de Euskaltel aprobó a final del mes de octubre la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2019, por un importe de 0,14 euros brutos por acción, que se abonarán en febrero de 2020. El dividendo final con cargo a 2019 se determinará en junta de accionistas del próximo año.

Ganancias para los accionistas

Avance. El rally de Euskaltel en Bolsa en las últimas semanas ha premiado a los accionistas que apostaron por la teleco con la llegada de José Miguel García. Entre ellos figura Artemis, que entró en agosto con la compra de un 3,7% del capital, cuando el precio de la acción rondaba los 7,6 euros. La francesa CIAM notificó en septiembre que tenía un 3,35%, cuando los títulos se movían cerca de los ocho euros.

Alba. Corporación Financiera Alba entró en Euskaltel en la OPV, con la compra de un 8% del capital, a un precio de 9,5 euros. Posteriormente, ha elevado la participación hasta el 11%, según la última comunicación a la CNMV. En mayo de 2018, Capital Group se hizo con un 5% de las acciones, cuando cotizaban cerca de 7,5 euros.

Normas