Los gestores estrella españoles dan la espalda a la inversión sostenible

Sus productos están entre el 1% menos comprometido. Azvalor cree que es una moda que excluye sectores muy importantes

Los gestores estrella españoles dan la espalda a la inversión sostenible pulsa en la foto

La industria de la gestión de activos lleva años apostando por la inversión socialmente responsable (ISR). Varias gestoras nacionales e internacionales han organizado iniciativas en esta materia coincidiendo con la celebración en Madrid de la 25ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25). Sin embargo, los gestores de fondos más famosos de España viven al margen de esta tendencia y sus fondos suspenden cuando se analiza su compromiso en la lucha contra el cambio climático.

El caso más llamativo es el fondo Azvalor Internacional. Los gestores de este vehículo, con casi 900 millones de euros de patrimonio, consideran directamente que la ISR es fruto de la predominancia del pensamiento “políticamente correcto” y que este estilo de inversión está haciendo que se descarten por completo “sectores absolutamente indispensables para mantener el nivel de renta y bienestar global”.

Desde la firma apuntan que la ISR ha hecho que las valoraciones de compañías mineras o petroleras hayan caído injustificadamente, por lo que han invertido con fuerza en este tipo de sectores. También tienen una importante participación en Cameco, el mayor productor de uranio del mundo, al considerar que la energía nuclear tendrá que seguir jugando un rol fundamental en el mix energético de los próximos años.

Esta cartera de inversiones ha hecho que el fondo reciba la peor calificación en cuanto a sostenibilidad, según los criterios elaborados por la mayor firma de análisis de fondos, Morningstar. Azvalor Internacional estaría entre el 1% de los fondos menos comprometidos con la inversión sostenible.

Esta gestora no es una excepción. Los fondos Cobas Internacional y Magallanes European Equity (dos referencias en el sector), también obtienen la peor calificación en cuanto a su compromiso con la inversión socialmente responsable. El Bestinver Internacional puntúa algo mejor, pero aun así está entre el 12% de los fondos con menor compromiso por la ISR.

“Es cierto que en el proceso inversor no utilizamos específicamente herramientas de análisis de inversión socialmente responsable, aunque estamos estudiando incorporarlo en el futuro”, explicaba en un encuentro con periodistas Beltrán de la Lastra, director de inversiones de la firma.

Uno de los factores que más está condicionando las carteras de las gestoras value es su querencia por compañías industriales (especialmente del sector automovilísitico), además de empresas dedicadas al transporte de mercancías y de gas liquado. Todas ellas, con muy malas puntuaciones en términos medioambientales. En cambio, estas gestoras no tienen casi inversiones en compañías financieras, que tienen una huella de carbono más baja, o en firmas de la nueva economía digital

Las grandes gestoras

Entre las grandes gestoras españolas sí que hay un mayor compromiso con la inversión sostenible. CaixaBank Asset Management y VidaCaixa (dos filiales de CaixaBank, líderes en fondos y planes de pensiones) han sido reconocidas hace dos meses con la máxima puntuación en cuanto al cumplimiento de los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas.

La gestora de Santander, por su parte, cuenta con fondos específicos que cumplen estrictamente con un enfoque ISR. Además, su fondo especializado en Bolsa europea (equiparable a los citados de Magallanes o Bestinver) obtiene la segunda mejor calificación en términos de sostenibilidad, de acuerdo con el análisis de Morningstar.

“El proceso de inversión ISR de Santander Asset Management se asienta en un análisis de los mejores de su categoría que pretende obtener una valoración ASG de cada activo y ponerlo en relación respecto a su sector de actividad y al conjunto de activos que componen nuestro universo de inversión”, explica la firma. En general, las grandes gestoras tienen pocas inversiones en compañías muy contaminantes, como las mineras o las petroquímicas, aunque no tienen una exclusión específica.

Una de las firmas españolas más comprometidas con la inversión ISR es Mapfre, que hace dos años tomó una participación en la gestora francesa La Financière Responsable (LFR), para construir su propio modelo de análisis de inversiones sostenibles.

Aun con todo, España está muy rezagada en esta tendencia. De acuerdo con varios estudios, las gestoras más comprometidas son las nórdicas, las holandesas y las francesas.

La consultora alemana H&K realiza una clasificación con las gestoras más comprometidas con la inversión socialmente responsable. Las cinco mejores en la actualidad son Axa Investment Management, Hermes Investment Mangement, Candriam, Swedbank Asset Management y Ostrum Asset Management. Entre las 10 primeras firmas no hay ninguna española.

La plataforma española de la inversión sostenible (Spainsif) cuenta con una herramienta que permite acceder a más de 200 fondos de inversión que tienen un perfil sostenible. Entre los mejores hay vehículos de BNP, Candriam, Pitctet, Robeco, Mirova, pero apenas hay un puñado de productos españoles (de Ibercaja, Bankia, Santander y Tressis).

Normas
Entra en El País para participar