La pugna por Caser se calienta en su recta final, de la que sale el grupo NN

El precio de compra podría superar los 1.200 millones de euros

Sede central de Caser, en el barrio de Las Tablas de Madrid.
Sede central de Caser, en el barrio de Las Tablas de Madrid.

El proceso de venta de la aseguradora Caser entra en su recta final en plena efervescencia. El martes se presentaron tres ofertas vinculantes para tomar una participación de control en la compañía. A última hora se ha caído de la pugna el grupo holandés National Nederlanden (NN).

Las tres firmas que sí que han presentado ofertas en firme son la aseguradora suiza Helvetia (la primera que se mostró abiertamente interesada en hacerse con Caser), el grupo español Santalucía y la compañía belga Ageas (antigua Fortis).

De acuerdo con fuentes cercanas a la operación, “el interés por quedarse con Caser “es máximo”. Las tres ofertas vinculantes habrían valorado la compañía española por encima de los 1.200 millones de euros.

La próxima semana se reunirá el consejo de administración de Caser (integrado por 20 consejeros y presidido por Amado Franco, que también preside la Fundación Ibercaja).

Precisamente, la decisión que adopte Ibercaja Banco será determinante para decantar el resultado de las ofertas. La entidad, además de controlar el 13,95% del accionariado de Caser, tiene el acuerdo de distribución más importante de la aseguradora. También será relevante la opinión de Unicaja, que es propietaria el 9,9% de la compañía y vende seguros generales de Caser; y la de Liberbank, accionista (12,2%) y distribuidor.

“La postura que adopten los bancos que son a la vez accionistas y distribuidores de Caser será fundamental. A ellos no les importa únicamente el precio. También quieren que la empresa compradora tenga un proyecto sólido, que garantice el futuro de Caser”, explica un banquero de inversión que asesora a una de las partes.

También tendrá gran relevancia la postura que adopte el máximo accionista de Caser, la mutua aseguradora francesa Covea, que controla el 20% de las acciones. La firma tiene un derecho de tanteo. Dado que hay más del 40% del accionariado interesado en vender su parte, podría ejercerlo y acabar tomando una posición mayoritaria.

Durante el proceso de venta, ha habido momentos en que Covea ha tenido un perfil más vendedor, mientras que en otras fases ha parecido más interesada en comprar.

Caser está vinculada a las cajas de ahorros desde los años 60. El proceso de concentración y transformación del sector de cajas que ha tenido lugar en la última década ha provocado que varias entidades bancarias (como Bankia, Banco Sabadell o CaixaBank) hayan acabado como accionistas de Caser tras adquirir a un competidor. Bankia, por ejemplo, controla el 15% de Caser (tras absorber BMN). Abanca, que controla el 9,99%, también ha mostrado su interés en vender su participación.

Una de las firmas mejor posicionadas para adquirir Caser es Santalucía. La compañía líder en seguros de decesos lleva cinco años en un proceso de diversificación, que le ha llevado a adquirir el negocio que tenía en España el grupo británico Aviva. Esta operación ha convertido a la firma en un jugador de tamaño medio en el negocio de fondos y planes de pensiones y a convertirse en socio de Unicaja en seguros de vida.

Normas