Mercado residencial

Moody’s estima que la vivienda en España se encarecerá un 5,5% en 2020

La agencia de calificación prevé que el mercado español registre la mayor subida de Europa Occidental

Moody’s estima que la vivienda en España se encarecerá un 5,5% en 2020

A pesar de que muchos expertos vaticinan que el precio de la vivienda seguirá su tendencia a la moderación el año que viene hasta estabilizarse poco a poco tras los fuertes repuntes registrados desde 2015, la agencia de calificación de riesgos Moody’s estima que las casas se encarecerán todavía un 5,5% en 2020, según se desprende de un informe publicado este miércoles.

La calificadora de riesgos considera así que el mercado residencial español se revalorizará por encima del de los principales socios comunitarios. Según su análisis, tras España, los mayores repuntes se darán en Irlanda y Holanda, donde los precios de la vivienda se incrementarán un 4,5% en ambos casos. El en mercado irlandés, las casas se encarecerán en la mayoría de puntos del país excepto en Dublín, la capital, mientras que en el holandés, los incrementos continuarán pero serán menores que los de años precedentes.

Tras ellos se situarán Alemania y Portugal, para los que Moody’s prevé aumentos de precios del 4%, también por debajo de años anteriores en el caso portugués, mientras que en Francia se alzarán un 2,5%. Los mercados menos dinámicos serán los de Reino Unido, donde la calificadora estima un aumento de apenas el 0,7% en caso de que se materialice un Brexit con acuerdo, aunque advierte de una eventual caída de precios de darse una salida no pactada.

Mientras, en Italia el mercado residencial se estancará, en línea con el crecimiento del PIB, que apenas progresará un tímido 0,5% el año que viene. Se trata del país que menos crecerá entre los principales socios europeos, superado por Alemania, que según Moody's avanzará un 1%, Francia y Holanda, que progresarán al 1,4% en ambos casos. La economía portuguesa crecerá al 1,5%, seguida de España (2%), únicamente superada por Irlanda (3,2%).

En conjunto, la agencia calificadora estima que el mercado de la vivienda en Europa occidental tenderá a la estabilización, dada la “ralentización” de los precios y a las “señales de escasa asequibilidad en las grandes ciudades”. Un mercado que, aún así, seguirá alimentado por el bajo desempleo, la fuerte demanda residencial y el predominio de hipotecas a tipo fijo, detalla el informe.

En lo que va de año, la vivienda se ha encarecido un 6,05% según el Índice del Precio de la Vivienda del INE, un ritmo inferior al máximo registrado en 2018 (+6,7%), y el sexto año consecutivo de incrementos tras que se dieron en 2017 (6,2%), 2016 (4,7%), 2015 (3,6%) y 2014 (0,3%).

Normas
Entra en El País para participar