Previsiones

Santander prevé un pacto comercial de mínimos en 2020 y menos beneficios empresariales

La gestora asegura que el crecimiento se desacelerará pero no ve riesgo de recesión a corto plazo

Santander prevé un pacto comercial de mínimos en 2020 y menos beneficios empresariales
Reuters

Santander Wealth Management, el área de Santander que engloba el negocio de banca privada y gestión de activos del grupo, confía en que los conflictos geoestratégicos que han marcado este año, la guerra comercial y el Brexit, se resuelvan el año próximo, aunque no por ello 2020 será un año brillante para la inversión. "Es clave que en los próximos meses se alcancen acuerdos aunque sean de mínimos (y con temas abiertos para rondas futuras) en los dos grandes conflictos comerciales: las negociaciones entre EE UU y China y una salida negociada de reino Unido de la UE", explica la firma.

Santander espera como escenario más probable la firma de un pacto "de mínimos" en el primer trimestre de 2020 en el conflicto comercial entre EE UU y China. "Nos encontramos ante un escenario binario, donde el devenir del mercado y la economía en 2020 vendrá muy de la mano de lo que surja de estas mesas de negociación", añade. Por lo pronto, Donald Trump ha vuelto a sembrar la incertidumbre hoy al afirmar que no hay prisa para un acuerdo con China y que podría quedar incluso para después de las presidenciales de noviembre en EE UU, en las que el magnate aspira a la reelección.

La entidad apuesta por la Bolsa para 2020 a pesar de las incertidumbre. Cree que la renta variable es atractiva en términos relativos, no absolutos, y prevé de hecho una revisión a la baja en los beneficios empresariales a nivel global, hasta un crecimiento del 4%. "Nuestra hipótesis principal de cierto potencial alcista en la Bolsa se basa en que el saldo de crecimiento de beneficios siga en terreno positivo", explica. 

Para los beneficios del S&P 500, Santander espera un crecimiento de entorno al 5% en 2020, más modesto que el alza de doble dígito que maneja el consenso de analistas. De hecho, las oportunidades que aprecia para la renta variable el próximo año se concentran en los sectores defensivos y domésticos de EE UU y en Alemania y Reino Unido, pese al Brexit. "Salvo un shock imprevisto, estimamos que se dan las condiciones para que se asiente el crecimiento en los sectores de actividad más afectados por la incertidumbre comercial", opina Santander. 

Su escenario central es de desaceleración económica a nivel global pero sin riesgo de recesión a corto plazo. Estima un alza del PIB mundial en 2020 del 3%, siempre y cuando se despejen las incertidumbres geopolíticas. Y un alza del PIB de EE UU en 2020 del 2%; del 1,1% en la zona euro y del 1,7% en España.

Para la renta fija ,considera que la emergente todavía conserva valor y que la corporativa europea ofrece "algo más de valor al considerar que son razonables sus indicadores de apalancamiento".

En definitiva, Santander recomienda para 2020  incrementar la diversificación de las carteras para reducir el riesgo, incluyendo los activos alternativos, y evitar posiciones excesivas en liquidez, por el momento. "El coste real y de oportunidad de este posicionamiento puede ser elevado dado que el entorno de tipos bajos puede perdurar en el tiempo", concluye. 

Normas
Entra en El País para participar