Ritz Carlton confirma el control de la naviera gallega Barreras

El mayor astillero privado de España entró en preconcurso de acreedores en octubre

Trabajadores a las puertas del astillero vigués Hijos de J. Barreras
Trabajadores a las puertas del astillero vigués Hijos de J. Barreras CC.OO.

Ritz Carlton, a través de su división Cruise Yatch Upper Holdco Limited, ha ratificado su principio de acuerdo con Pemex y Albacora para hacerse con el control del astillero Hijos de J. Barreras, afincada en Vigo. La empresa estadounidense ha subrayado que su prioridad es terminar el minicrucero Evrima. 

Las tres partes han plasmado en un comunicado el principio de acuerdo que trascendió el 22 de noviembre, cuando Pemex y Albacora, que suman el 75% de los títulos del astillero, accedieron a cederle a Ritz Carlton sus derechos políticos en Barreras. 

A cambio, el consorcio estadounidense debe asumir el sobrecoste en la construcción del primero de los dos minicruceros de lujo que tiene pactados con Barreras, paralizada desde que el mayor astillero privado de España entró en preconcurso de acreedores en octubre. 

Ritz, Pemex, a través de su filial PMI Holdings, y Albacora inciden en su comunicado en que este principio de acuerdo "resuelve la actual situación" de Barreras y "permite que recomience el futuro del astillero". 

Las tres partes subrayan en una nota que "quienes hasta este momento hayan decidido no participar en esta solución aún tienen la puerta abierta para hacerlo en el futuro", en alusión al expresidente José García Costas, dueño del 22,3% de las acciones a través de las sociedades Baliño y Electromecánica naval e industrial. 

Víctor Navarro, director corporativo de Planificación, Coordinación y Rendimiento de Pemex, destaca que este acuerdo "permite a los trabajadores de Hijos de J. Barreras recibir noticias significativas sobre sus empleos". 

Normas