Luis Isasi, el jerezano que hizo grande Morgan Stanley España

El próximo presidente no ejecutivo de Santander España es muy serio y sabe delegar y crear equipos

Luis Isasi, próximo presidente no ejecutivo de Santander España.
Luis Isasi, próximo presidente no ejecutivo de Santander España.

Después del fallido fichaje de Andrea Orcel como consejero delegado, que está en los tribunales, Santander vuelve a apostar por un banquero de inversión, aunque para un puesto no ejecutivo. Es Luis Isasi Fernández de Bobadilla (Jerez, Cádiz, 63 años), un veterano de Morgan Stanley España, de donde ya estaba de salida, y a quien Ana Botín conoce de toda la vida.

Isasi es muy serio, poco amigo de la ostentación y tiene fama de discreto. Destaca alguien que le conoce bien la extrañísima combinación que supone que sea, por un lado, profundamente andaluz y español –para él Jerez, El Puerto de Santa María o Sevilla son fundamentales– y, por otro, que esté tan a gusto en Londres, Nueva York y los grandes centros financieros internacionales.

Ahora aportará un enfoque más internacional a la presidencia no ejecutiva de Santander España, donde sustituirá a Rodrigo Echenique, que ya anunció a principios de año su intención de dejar el puesto en cuanto se nombrara sucesor, y que seguirá como consejero y como presidente de la fundación del banco. El cargo iba a pasar a manos de José Antonio Álvarez, pero este tuvo que mantener finalmente el puesto de CEO global al no salir adelante el fichaje de Orcel.

La incorporación de Isasi –que asumirá además el puesto de consejero de Guillermo de la Dehesa–, propuesta por la comisión de nombramientos del banco, se hará efectiva una vez obtenidas las aprobaciones regulatorias correspondientes, y tras someterse a la junta general de accionistas ordinaria de 2020. Rami Aboukhair seguirá siendo consejero delegado de la filial española.

En julio pasado, Isasi anunció que dejaría la dirección de Morgan Stanley España en febrero de 2020, con casi 64 años. En principio iba a seguir como senior advisor en la firma, en cuya cultura de trabajo y disciplina está absolutamente metido, según su entorno. También es consejero independiente de Grifols desde mayo de 2011, y fue consejero de Madrileña de Gas y Bolsa de Madrid.

Se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Sevilla. Comenzó su carrera profesional en esa misma ciudad, en Abengoa, y trabajó en Nueva York en el departamento de América Latina de Morgan Guaranty Trust, de JP Morgan, donde coincidió con Ana Botín. En la ciudad estadounidense hizo también un máster en Administración de Empresas por la Columbia Business School.

Luego fue executive director de First Chicago (banco minorista y comercial que acabaría siendo parte de Chase, a su vez parte de JP Morgan) en Londres, hasta su vuelta a Madrid en 1987 para introducir en España a Morgan Stanley.

Ha dirigido la labor de asesoría de esta entidad en las principales salidas a Bolsa de las últimas décadas: Ferrovial, Inditex, Criteria, Iberdrola Renovables, Telefónica Móviles, Almirall, Solaria, Rovi o Amadeus, en adquisiciones de BBVA (Compass) o Abertis (Desarrollo de Concesiones Aeroportuarias), o en la venta de Caprabo a Eroski.

También ha participado en las colocaciones de inmobiliarias como Colonial, Metrovacesa y Fadesa (alguna quebró con la crisis), y de las acciones de Fernando Martín en Unión Fenosa, así como en la de los convertibles de GAM. En 1999, compró el bróker AB Asesores por 300 millones de euros. Hace solo dos años, asesoró en la venta a Blackstone de los 30.000 millones de euros en activos inmobiliarios de Banco Popular, adquirido por Santander.

Isasi no tiene complejo cesarista y sabe delegar, consultar y crear equipos, señalan quienes le conocen. Él mismo afirma que la fórmula para diferenciarse de la competencia y dar un buen servicio al cliente es la longevidad del equipo y su cohesión interna, y de hecho, la media de permanencia en Morgan Stanley España durante su mandato ha sido mayor que en sus rivales, aunque lógicamente los directivos más destacados acabaran yéndose a conquistar nuevas firmas. Isasi también ha visto pasar a una amplia serie de ejecutivos al frente de sus competidores.

Durante sus tres décadas dirigiendo el banco, ha ido formando a algunos de los principales directivos de banca de inversión del país: Gonzalo Gortázar, que llegó a ser responsable de banca para Morgan Stanley en toda Europa, es consejero delegado de CaixaBank; Francisco Bachiller es jefe de Mediobanca en España, y Jorge Lucaya, jefe de AZ Capital, la boutique de asesoramiento financiero favorita de Isidro Fainé.

Alguna marcha fue traumática, como la de Joaquín Arenas, su segundo y con el que llevaba 20 años trabajando, que se marchó en 2013, en plena reestructuración global de la firma por la crisis –con 1.600 despidos en todo el mundo, y cambios en la cúpula española–, a dirigir Bank of America Merryll Lynch España.

Sustituirá a Isasi en el banco de inversión Andrés Esteban, que lleva 26 años en la firma (y que ha tenido la paciencia suficiente para esperar la jubilación de su jefe), mientras que Francisco Fernández Silva, otro veterano, será consejero delegado.

En 2016, la filial del banco estadounidense hizo públicos los sueldos correspondientes a 2015 de sus cuatro principales ejecutivos –entre ellos Isasi–, aunque sin desagregarlos individualmente. 11,7 millones anuales en total, entre salario fijo, prestaciones a largo plazo y pagos en acciones.

Hasta hace unos años, usaba un móvil Nokia de los antiguos, sin datos ni Whats­App, aunque ya se ha adaptado a los tiempos. Aficionado al tenis, tiene un hermano, Miguel Isasi, que es administrador concursal y profesor asociado de Economía Financiera y Contabilidad en la Universidad de Sevilla.

Para Luis Isasi, es un colofón inmejorable a una carrera de éxitos y de pasear su españolidad por las capitales mundiales del dinero.

El consejo de la entidad

Tras el nombramiento de Luis Isasi, el consejo del grupo Santander seguirá compuesto por 15 personas, de los cuales el 40% son mujeres.

Proceden de España, Reino Unido, Estados Unidos y Portugal, y de sectores como el industrial, el tecnológico, el académico y por supuesto el financiero.