Fusiones y adquisiciones

La banca de inversión espera cerrar en este mes operaciones por 12.000 millones

Destacan grandes ventas pendientes como Ferrovial Servicios o Zero-E. La cifra garantiza otro buen año para los departamentos de M&A

Fusiones Pulsar para ampliar el gráfico

El mes de diciembre es uno de los momentos de actividad frenética en la banca de inversión. Los asesores financieros trabajan en esta semana a destajo para cerrar las operaciones en las que llevan trabajando en los últimos meses. Así poder incorporar estas operaciones a los balances de los asesores. Y también poder garantizarse un aguinaldo para estas Navidades, el bonus por cerrar las operaciones.

Así, el sector espera culminar otro año especialmente bueno en el apartado de fusiones y adquisiciones, que compensa a un ejercicio demoledor en otras áreas, como en salidas a Bolsa. Hasta septiembre se cerraron transacciones por más de 53.000 millones en un total de 1.664 operaciones, de acuerdo a los datos de TTR. Una cifra respaldada por el vigor del capital riesgo. La patronal española del capital privado, Ascri, espera que la inversión del sector en España en 2019 marque récord por tercer año consecutivo.

Y eso que todavía están pendientes alguna de las mayores operaciones del mercado español. Sobre la mesa de los banqueros de inversión hay operaciones por casi 12.000 millones de valor. Si todo va bien se cerrarán en las próximas semanas y dispararán el importe de las fusiones y adquisiciones realizadas en lo que va de año.

Una de esas operaciones pendientes es la que ha sido la joya de la corona del sector en todo el año, la venta de la división de servicios de Ferrovial. La compañía comandada por la familia Del Pino encargó ya durante el primer trimestre a Goldman Sachs la desinversión de esta filial para centrarse en los negocios de construcción y concesiones. La compañía recibió las primeras ofertas no vinculantes antes de verano, entre las que quedaron como finalistas las de Apollo, Apax, Brookfield y Platinum. Todo apunta a que Apax se quedará con su negocio en España y Apollo con el australiano, si bien los otros dos competidores se han quedado más rezagados.

Ferrovial, por su parte, ha rebajado sus pretensiones económicas iniciales, que rondaban los 3.000 millones por todo el paquete. Las fuentes consultadas afirman que previsiblemente se cerrará en torno a los 2.500 millones, si bien todo depende de lo que ocurra con la pata de Reino Unido, una vez que ha cerrado su conflicto con el Ayuntamiento de Birmingham.

El otro gigante español de las infraestructuras, ACS, también está en proceso de venta. En este caso, trata de aprovechar el apetito por las energías renovables para colocar una de sus filiales en el sector, Zero-E, una escisión de Cobra. Tasada en unos 1.500 millones, ya ha recibido ofertas de BP, Endesa, Brookfield, Macquarie, CPPIB y la eléctrica pública de Sanghái, interesada solo por una parte. También interesa al capital chino otra compañía de renovables, Fotowatio, a la que tienta el gigante Three Gorges.

El mercado espera cerrar además otras tres grandes operaciones, de más de 1.000 millones. Una de ellas es Saba, donde Criteria ya negocia en exclusiva con Proa para hacerse con una participación minoritaria y busca un coinversor. Paralelamente, cuatro aseguradoras –Nationale Nederlanden, Ageas, Helvetia y Santa Lucía– tienen hasta mañana para presentar las ofertas vinculantes por Caser. Y está previsto también que Imperial Brands cierre la venta del negocio de puros de Tabacalera entre alguna de las grandes del sector.

Más pequeña es Haya Real Estate, donde Cerberus también se ha visto obligado a recortar sus expectativas de precio hasta el entorno de los 700 millones para tratar de cerrar una operación en liza desde hace casi dos años. Primero amagó con una salida a Bolsa, para después encargar una puja de la que ha salido victorioso Centricus, un fondo del gigante japonés SoftBank. En el sector financiero Banco Sabadell también espera desahogar su balance con la segunda venta en este año, la de su gestora de fondos.

También parece inminente la resolución de otra operación que lleva en el tapete más de un año. El Corte Inglés negocia en exclusiva la venta de su división de informática con el fondo de capital riesgo HIG y el grupo informático GFI por unos 350 millones. Ya en otoño del año pasado estuvo a punto de vender esta compañía a Kio Network.

También el mercado mediano (mid-market, en la jerga) espera una lluvia de operaciones. Entre ellos destacan dos carve-outs (venta de filiales en un país) de los negocios en España de BT –que se disputan Portobello, Orange y MasMóvil– y Conforama.

BME, Agbar o IVI, para 2020

Más allá de las operaciones que queden por cerrar en este mes, la banca de inversión ya trabaja con las miras puestas en las operaciones que coronarán el próximo ejercicio. Morgan Stanley ya trabaja para buscar un socio minoritario para IVI, un líder español en el negocio de la reproducción asistida. El mercado también espera que Suez lance la venta de Aguas de Barcelona, aconsejada por alguno de sus accionistas. Y, por su puesto, se espera la resolución de una operación clave, la toma del gestor de la Bolsa, BME. La incógnita aún está en si el dueño de la Bolsa de París, Euronext, se atreverá a hacer frente a la oferta de Six, propietario del parqué de Suiza.

Normas