Según dos estudios

Amazon, TripAdvisor y Google News se convierten en nidos de ‘fake reviews’

Proliferan las empresas que venden ‘packs’ de opiniones, y hay vendedores que dan productos gratis a cambio de reseñas positivas

Una de las webs donde comprar 'reviews' para TripAdvisor.
Una de las webs donde comprar 'reviews' para TripAdvisor.

Tras las fake news (noticias falsas) llega otro fenómeno que está tomando cada vez más vuelo en internet: las fake reviews o reseñas fraudulentas. La OCU ha advertido esta misma semana del riesgo que suponen y ha instado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a que investigue la tolerancia de empresas como Amazon, TripAdvisor y Booking con “prácticas comerciales desleales” para situar determinados productos entre los mejor valorados en sus plataformas de ventas online.

Los expertos creen que las opiniones online se han convertido en una referencia decisiva a la hora de adquirir un producto o contratar un servicio. Tanto, asegura la Organización de Consumidores y Usuarios española, que hay personas que nunca comprarán algo que no tenga al menos una valoración de cuatro estrellas (sobre cinco). “El problema es que muchas de estas opiniones no son realmente imparciales, pues hemos detectado que hay vendedores que ofrecen gratis sus productos a cambio de una valoración cinco estrellas”, añade.

La OCU analizó entre junio y agosto más de 6,3 millones de opiniones sobre unos 47.000 productos comercializados en Amazon Italia, España y Francia, así como hoteles de TripAdvisor y Booking.com, y las conclusiones son contundentes. En la plataforma de Jeff Bezos, el 9,38% de los productos tiene una valoración alterada de forma significativa por opiniones no naturales (un 13,4% en el caso de los smartwatches) por un 6,20% y un 2,10% en el caso de los hoteles de TripAdvisor y Booking, respectivamente. El informe arroja otros datos de interés como la detección de 75 vendedores de Amazon, principalmente empresas chinas, que ofrecen abiertamente sus productos gratis a cambio de opiniones positivas. “Basta con buscar en Facebook y Telegram el término Amazon reviews” para comprobarlo, dicen desde la OCU.

Esta organización apunta igualmente que el usuario debería saber que Amazon y TripAdvisor admiten opiniones de usuarios sin verificar. Algo diferente a lo que ocurre en Booking, pues según la OCU esta compañía solo admite opiniones de usuarios que hayan hecho una reserva en su plataforma. “Eso sí, un establecimiento podría incentivar artificialmente las opiniones positivas haciendo falsas reservas, ya que el único coste sería el de la comisión de Booking (un 15% de media)”, dice.

Otro estudio de Dispitch.io, una herramienta que permite crear estrategias de comunicación para la reputación de las empresas en internet, concluye que los marketplace (entre ellos Amazon) son el “primer nido de fake reviews, seguidos de Google News y TripAdvisor”, y que el 90% de los negocios sufre hoy el problema de las fake reviews, un fenómeno que en Navidad se multiplica por diez. Además, advierte que el 85% de los negocios no controlan ni gestionan lo que se dice sobre ellos hasta que lo identifican con pérdidas de ventas. “El 90% de los negocios no tiene un plan de gestión de reputación y opiniones falsas y el 80% piensa que es fruto de la mala competencia”, cuenta a CincoDías José Antonio Tovar, fundador de Dispitch.io.

Según este estudio, las prácticas más habituales son comprar opiniones falsas en empresas que las venden, pagar a los usuarios por opinar a cambio de regalos y crear opiniones falsas propias. “Tan solo hay que bucear en Google un poco para dar con empresas que te venden packs de opiniones de usuarios reales para cualquier plataforma o marketplace, desde Amazon a TripAdvisor o Google Business, incluso para marketplace de apps como Google Play”, señala Tovar, que detalla que existen compañías con sede en India, Filipinas, Bangladesh y otros lugares con grandes equipos de generadores de reviews falsas.

“Si escribes en Google comprar reseñas en internet encontrarás empresas que ofrecen ese servicio. Y lo cierto es que, aunque sean legales, es éticamente dudoso que las reseñas como tal sean reales si no son de compradores reales”, sostiene Tovar, que dice que empresas como Amazon o TripAdvisor están invirtiendo millones para controlar este problema. En este sentido, la directora general de Amazon.es, Mariangela Marseglia, reconoció a este periódico el pasado abril que el problema existe y es dañino para ellos, pero defendió que dedican muchos recursos para prevenirlos. “Invertimos en tecnología, machine learning por ejemplo, y en personas. Tenemos cientos de profesionales que se dedican plenamente a asegurar que la experiencia del consumidor sea positiva”.

Algunas empresas que ofrecen comprar reseñas en internet son: https://wowcial.com/es/reviews-googlehttps://compraresenasreales.com/https://dofollow.es/comprar-resenas-google/ y https://compraopinion.es/

El estudio de Dispitch.io muestra cómo las reviews falsas afectan a todos los sectores. “Cualquier empresa está expuesta a una opinión falsa, ya sea una empresa de producto o servicio. Sin embargo, los sectores donde más se concentran son los de la hostelería, restauración, turismo, servicios y retail”, resume.

Tovar asegura que la clave de las opiniones en internet es guiar a otros compradores y dar una valoración de una experiencia personal, “pero esto es imposible que ocurra siempre que las opiniones sean compradas”. Este experto asegura que con la llegada de la Navidad, son muchos los negocios que se lanzan a elaborar estrategias para la compra o intercambio de opiniones, pero cuenta que “desaconseja estas prácticas a las empresas, ya que los consumidores rechazan este tipo de estrategias y genera un efecto contrario al que se pretende: desconfianza”.

Una práctica frecuente y vías para detectarla

La práctica de las fake review es cada vez más frecuente. “Piense que cuantas más opiniones tiene un producto en Amazon o en otros marketplaces más arriba aparece posicionado. Por este motivo interesa que tengan muchas opiniones, aunque sean así”, continúa el fundador de Dispitch.io.

Tovar cuenta que hay webs que ayudan a detectar reseñas falsas, como FakeSpot. “Solo hay que pegar la URL del producto de Amazon, por ejemplo, y lo analiza”. Los dos estudios presentados revelan trucos para sospechar que se está ante una fake review: cuando el producto tiene comentarios sin “compra verificada”, cuando las opiniones incluyen muchas fotos (incluso vídeo) y son exageradamente extensa (algunas incluso incluyen contenido en forma de consejos e instrucciones de uso), cuando quienes opinan sobre un producto o servicio lo hacen mucho y siempre en positivo.

Normas