Adif ficha a KPMG para dar un vuelco a su modelo de negocio con la liberalización

La consultora supervisará la adaptación de la empresa pública a la competencia en la red ferroviaria

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, ante un mapa de la red ferroviaria española.
La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, ante un mapa de la red ferroviaria española.

Adif aprueba esta mañana en la reunión extraordinaria de su consejo de administración la selección de los operadores, previsiblemente dos, que competirán con Renfe en el mercado de la alta velocidad a partir de diciembre de 2020. Un hito clave para el futuro de los servicios ferroviarios en España y, por extensión, para el administrador de la red. La compañía que preside Isabel Pardo de Vera está obligada a adaptar todo su modelo de negocio y política de riesgos a un entorno de libre competencia, para lo que ha contratado a KMPG como asesor, según figura en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

El gestor de la infraestructura prepara nuevo plan estratégico que será activado con la apertura de la red

Habituada a tener a Renfe prácticamente como único cliente en el tráfico de pasajeros, a excepción de las operaciones internacionales, Adif tiene que exhibir ahora total neutralidad y transparencia en el reparto de información, fijación de cánones, reparto de surcos, concesión de espacios comerciales, etcétera. Un cambio cultural, de la mano de la implantación del cuarto paquete ferroviario, que aparecía ya como punto esencial en el plan estratégico 2017-2020 (Plan Transforma 2020) y que conlleva retoques en la organización, una nueva estructura comercial, mayor transparencia financiera, más independencia respecto al Ministerio de Fomento y, ante todo, la configuración de un mapa de riesgos con especial énsafis en los que tocan a prácticas anticompetitivas.

La tarea de KPMG será supervisar el trabajo realizado, asi como el cumplimiento de la normativa europea, y dar base junto a su cliente al diseño de un nuevo plan estratégico que se activará junto a la liberalización. En base a sus conocimientos sobre otros procesos de liberalización, la consultora también analizará la situación futura del principal motor inversor del Estado.

El trabajo de KPMG se llevará seis meses y asciende a 271.000 euros (IVA incuido), con una rebaja de 61.000 frente al presupuesto base que había fijado Adif (332.106 euros). Esta última pretende haber adaptado su estructura de organización y negocio al nuevo escenario durante el primer semestre de 2020.

En la pugna por el asesoramiento a Adif sobre la revisión del plan de implantación de la nueva regulación ferroviaria, KPMG ha tenido a la consultora Everis como rival. Pero la oferta de esta última fue desetimada al no justificar una baja, “anormal o desproporcionada”, del 34% en la oferta económica (sin contar impuestos) frente a la del 18,4% propuesta por KPMG (el umbral de temeridad se fijó en el 28,7%).

Tres favoritas

El proceso histórico que supone esta liberalización para el transporte español ha entrado en vía rápida. Adif dará a conocer hoy la preadjudicación de la capacidad marco a largo plazo (de cinco a diez años) en los tres grandes corredores de alta velocidad: Madrid-Barcelona-Frontera francesa; el Madrid-Toledo-Sevilla Málaga, y el que enlaza la capital con Valencia y Alicante.

KPMG Asesores se ha impuesto a Everis una vez que la oferta rival entró en baja temeraria

Renfe parte como indiscutible favorita para el paquete A, el de mayor tráfico en los tres ejes; la francesa SNCF y la italiana Trenitalia, esta última en consorcio con Air Nostrum, suenan como las otras dos candidatas con más posibilidades, al disponer de los trenes para prestar los futuros servicios a corto plazo (Adif prioriza, en su selección, la intensidad de uso de la red y a quienes pueden operar antes en un plazo máximo de 18 meses).

Las dos operadoras públicas, dicen fuentes cercanas al proceso, habrían pujado por los paquetes B y C, de capacidad mediana y baja. El resto de competidores son la andaluza Eco Rail; las concesionarias Globalvía y Moventis, y el fabricante Talgo, aliado con Globalia y el fondo Trilantic.

Adif dará a conocer hoy la preadjudicación de la capacidad marco a largo plazo en los tres grandes corredores de alta velocidad. Las favoritas son Renfe, SNCF y Trenitalia.

Una vez repartido el 70% de la capacidad en los citados acuerdos marco, Adif dispondrá de otro 30% que dedicará a reservas puntuales de surcos año a año. La adjudicación por paquetes se decidió la semana pasada a la vista de que las seis propuestas presentadas eran incompatibles entre sí y, sumadas, rebasaban la capacidad ofertada.

La preadjudicación dará lugar a un segundo hito, con fecha límite el 15 de marzo, con la adjudicación en firme con visto bueno de la CNMC.

Retrasos y un posible deterioro de la imagen del ferrocarril, entre los nuevos riesgos

Adaptación a la normativa europea. El espacio único ferroviario en la UE viene determinado por la directiva 2012/34, mientras la 2016/237 modificaba la primera y marcó la apertura de los servicios nacionales de tansporte de viajeros por ferrocarril, haciéndose alusión al papel de administradores de infraestructuras como Adif. La transposición de las mismas obliga a transformaciones en la empresa dependiente de Fomento que van a ser asesoradas por KPMG.

Mapa de riesgos. Adif tenía identificados hasta ahora 15 riesgos estratégicos, siendo tarea de KPMG completar la lista teniendo en cuenta el nuevo marco de apertura de la red ferroviaria a la libre competencia.

Respuesta a posibles problemas. Un nuevo plan de contingencia debe responder a un eventual aumento en las reclamaciones al administrador de la red, a la posible pérdida de calidad en el servicio ferroviario o una menor puntualidad en los mismos. También analizará si pueden darse un deterioro en la imagen del ferrocaril o afecciones en la seguridad ferroviaria.

Normas
Entra en El País para participar