BT España presume de su red y su posición en el mercado en pleno proceso de venta

Reduce el beneficio un 25% en su último año fiscal, con una caída de los ingresos del 2%

BT España presume de su red y su posición en el mercado en pleno proceso de venta
Reuters

BT España ha afirmado que seguirá presentándose como proveedor de referencia para transformar las soluciones de sus clientes, empresas y organismos públicos, especialmente, “llevándolas a modelos más eficientes”, en su informe financiero correspondiente al anterior ejercicio fiscal, concluido en marzo, remitido al registro mercantil.

La compañía, que está en proceso de venta por parte de su matriz BT, destaca en las perspectivas para 2019-2020 su estrategia global de despliegue de red para ofrecer un valor diferencial frente a sus competidores, así como la estrategia llevada a cabo en España, mediante la cual, se ha extendido la infraestructura de acceso, para optimizar la inversión en el data centre y montar capas de servicio y gestión.

BT, igualmente, destaca que sigue manteniendo su cuota de mercado en los servicios de conectividad, siendo el segundo operador, después de Telefónica. “Su posicionamiento en el mercado como segundo operador de servicios de datos confirma el afianzamiento de la firma en España”, destaca BT España.

La teleco alcanzó una facturación este ejercicio de 328 millones de euros, casi un 2% menos que en el año anterior, y un resultado de 10 millones de beneficio antes de impuestos, un 3,8% menos. “La constante competencia en los servicios de conectividad se ha visto reflejado en una caída de la cifra de negocio en esta capacidad”, dice la operadora. El beneficio neto cayó un 25%, hasta 6,48 millones. Mientras, el pago por impuestos sobre beneficios se duplicó, hasta 3,67 millones.

El gasto por impuesto sobre sociedades corriente resulta de aplicar un tipo impositivo del 25% sobre la base imponible. “Los pagos a cuenta realizados por la sociedad a cierre de ejercicio terminado a 31 de marzo de 2019 ascienden a 1,29 millones de euros (1,47 millones en 2018), resultando un importe a pagar a la Administración Tributaria de 1,35 millones (974.000 euros en 2018).

Actualmente, la teleco ofrece servicios en toda España desde la sede central en Madrid y las oficinas de Barcelona, Bilbao, La Coruña, Sevilla y Valencia. BT España contaba con 1.098 empleados a final de marzo, frente a 1.116 a la conclusión del año anterior. La compañía destaca que cuenta con más de 500 profesionales especializados.

Normas