Claves para conocer la letra pequeña de los pagos con tarjeta de crédito

El cliente debe evitar el pago a plazos y tener en cuenta los intereses que conlleva

Tarjetas crédito

Los consumidores recurren a las tarjetas de crédito ante los gastos inesperados de estas fechas: dinero inmediato a pesar de que el saldo de la cuenta esté bajo mínimos. Antes de recurrir a estos productos hay que mirar la letra pequeña, para no convertir un regalo en una mochila de deuda que nos acompañará varios meses. Y recordar una cifra: no destinar más del 35% de la nómina al pago de las deudas, aconsejan en HelpMyCash.

La mayor parte de los consumidores optan por pagar a fin de mes la deuda de sus tarjetas de crédito –una modalidad que carece de intereses–, pero en iAhorro.com advierten de que es fundamental que el cliente confirme si el producto dispone de esta opción, y en caso de que opte por el pago aplazado, conozca cuál es el interés asociado. "Es muy importante que conozca el importe final que acabará pagando", subraya Laura Martínez, experta financiera del comparador. También debe tenerse en cuenta "el tipo de gasto, porque puede interesar más pedir un préstamo", continúa. Y es que si el importe es elevado, el crédito es mejor opción que la tarjeta pues los intereses son inferiores.

Con respecto al pago aplazado de las tarjetas de crédito, es recomendable huir de las tarjetas revolving, es decir, aquellas con una cuota mensual fija de la deuda. El Banco de España ya ha alertado sobre estos productos, pues las bajas cuotas –en muchos casos las puedes fijar el propio consumidor– y los elevados intereses pueden prolongar indefinidamente la deuda del cliente. De hecho, en los últimos meses ya ha habido dos condenas por usura en una tarjeta revolving, en concreto, contra Wizink y Banco Sabadell, al aplicar un 26,82% y un 40,87% TAE, respectivamente.

Desde HelpMyCash llaman también a no fiarse de los créditos al 0% porque "aunque no tengan intereses, pueden tener comisiones". El préstamo solo será gratis si la TAE es del 0%. En este mismo sentido, para evitarse sorpresas posteriores, recuerda que hay que comprobar si la contratación del préstamo está vinculada a la firma de otros productos y si estos tienen un coste.

Con respecto a las promociones lanzadas con motivo del Black Friday o la Navidad, avisa de que los sorteos pueden ser "muy atractivos", pero el premio no debe ser "un factor fundamental para decidir si queremos o no endeudarnos". Además, alerta de que las promociones asociadas a las tarjetas de crédito a veces están solo disponibles para pago aplazado.

Normas
Entra en El País para participar