RSC

El 84% de las empresas ya se involucran con los ODS de Naciones Unidas

Seres propone que la ley obligue a las compañías a informar de su impacto social en sus resultados

De izquierda a derecha, Fernando Ruiz (presidente de Deloitte), Ana Sainz (directora de Seres), Francisco Román (presidente de Seres) y Marciala de la Cuadra (socia de Deloitte).
De izquierda a derecha, Fernando Ruiz (presidente de Deloitte), Ana Sainz (directora de Seres), Francisco Román (presidente de Seres) y Marciala de la Cuadra (socia de Deloitte).

La sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático se han convertido en uno de los ejes principales de actuación de buena parte de los agentes y movimientos sociales. Y esta tendencia también ha llegado al mundo empresarial, que empieza a contemplar en sus planes de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) toda una amalgama de acciones e iniciativas que caminan en esta línea. Según la VI edición del Informe Seres-Deloitte, presentado este martes en Madrid, a día de hoy, una amplia mayoría de las compañías españolas –en un 84%– afirma que contempla los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de Naciones Unidas en sus respectivas estrategias y proyectos de RSC.

Antes de nada, un poco de perspectiva. La inversión total de empresas en proyectos y actuaciones de RSC ha alcanzado un total de 1.246 millones de euros en 2018. De ellos se han beneficiado 55 millones de personas, siendo 33 millones beneficiarios directos. El informe también apunta a que el 55% de las compañías realiza una inversión media por proyecto de hasta 30.000 euros; un 33% destina entre 30.000 y 100.000 euros, un 7% invierte entre 100.000 y 500.000 euros de media y un 5% de las empresas supera el medio millón de euros. Según la tipología de las compañías, destaca la inversión que realizan las firmas tecnológicas (29% del total de la inversión en 2018) y el financiero (26%). También destacan por volumen las empresas de telecomunicaciones (9%), energía (5%), bienes de consumo (4%), servicios públicos (1,6%), y alimentación y bebidas (1,5%).

En total, las compañías españolas han realizado 14.648 actuaciones de RSC en 2018 (9.023 en el ejercicio 2017), de las que el 74% (5.727 proyectos) se han orientado al bienestar y la cobertura de necesidades sociales, como la educación y la salud; y 5 de cada 10 empresas han llevado a cabo proyectos en materia de empleo e integración laboral (2.059 proyectos). En este sentido, el volumen de personas integradas laboralmente a cierre de 2018 alcanzó las 150.782 (118.242 en el ejercicio anterior), de las que 53.101 fueron integradas en las propias plantillas de las organizaciones. Además, el 86% de los grupos analizados integra en sus plantillas a personas con discapacidad y diversidad.

El presidente de Deloitte, Fernando Ruiz, explicó que la actividad social de las empresas españolas es “cada vez mayor”, y puso de relieve que en el último ejercicio la inversión en esta materia ha crecido un 47%, además de que el número de proyectos puestos en marcha ha alcanzado la cifra de 14.648, un 63% más que hace un año. “Esta aportación social es cada vez más una necesidad exigida por el mercado y por toda la sociedad. Cada vez hay más iniciativas, a nivel internacional, en esta línea”, destacó Ruiz, que añadió que con cada vez más frecuencia las compañías “van a dejar de ser medidas exclusivamente por el beneficio, y se tendrá en cuenta su aportación a la sociedad”.

Precisamente por esto, desde Seres se está trabajando para conseguir que estos elementos de medición se incorporen como una exigencia obligatoria en los resultados trimestrales o anuales de cada grupo, y que dejen de entenderse como una mera demanda social a la que se puede optar o no. “Estamos en conversaciones con varios reguladores para explicarles la necesidad de incorporar a los requerimientos de las empresas un apartado sobre su aportación social. Lo que pretendemos es que, cuando las compañías informen sobre su beneficio, en esa memoria se incluya un apartado sobre la aportación social. Hoy se está haciendo por parte de muchos grupos pero no hay un requerimiento formal”, apostilló.

Por su parte, el presidente de la Fundación Seres, Francisco Román, incidió en lo “significativo” que es que haya “una estructura de respuesta a los desafíos globales”, representados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. Más allá de ello, 6 de cada 10 compañías fomentan el trabajo decente y el crecimiento económico, mejorando la calidad de vida de los trabajadores y su entorno.

El estudio destaca también que el 61% de las compañías trabaja para avanzar en materia de igualdad de género y el 49%, en la producción y consumo responsable, cuidado del clima y desarrollo de alianzas para lograr los objetivos propuestos. En este sentido, y en relación con la celebración de la Cumbre del Clima en España (que se celebra entre el 2 y el 13 de diciembre en Madrid), Francisco Román declaró que “sea precipitado o no”, un acontecimiento de este tipo es un catalizador local, por lo que la respuesta de las empresas debería ser positiva.

Normas
Entra en El País para participar