Auren, Ecija, Lean, Ontier y UHY suscriben la Carta de Negocios Saludables

Con estas incorporaciones, el documento suma nueve organizaciones suscritas

Victoria Ortega, presidenta del CGAE, y Manel Atserias, presidente del ISMA, firmando la Carta de Negocios Saludables
Victoria Ortega, presidenta del CGAE, y Manel Atserias, presidente del ISMA, firmando la Carta de Negocios Saludables

Las firmas Auren, Ecija, Lean, Ontier y UHY Fay & Co firman la Carta de Negocios Saludables. Además de estas cinco incorporaciones, el documento impulsado por el Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA) ha sido suscrito por la Asociación de Jóvenes Abogados de las Islas Baleares, A Definitivas (portal jurídico), el despacho "Términos y Condiciones" y el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), que firmó la Carta ayer por la mañana. En total, nueve organizaciones.

Durante el acto, la presidenta del CGAE, Victoria Ortega, reiteró su compromiso con el bienestar de los abogados. “Queremos visibilizar un paso muy importante. Una declaración de intenciones en una profesión que vive extraordinariamente pegada a la realidad, al estrés, presión, nervios y competitividad”, afirmó.

Los 83 colegios profesionales apoyaron por unanimidad esta iniciativa en el Pleno de la Abogacía del pasado 7 de junio. Con esta decisión se perseguirán cinco grandes objetivos: conciliación, dignificar y humanizar la abogacía, formación, promoción de hábitos saludables y promoción de la igualdad. “Nos adherimos porque somos conscientes de que estamos en un tiempo nuevo y de dar nuevos servicios. Avanzar en el bienestar es una obligación”, subrayó la presidenta.

De momento, el CGAE ya ha promovido internamente la desconexión digital y el respeto al horario laboral. Además, la pasada semana anunció que exigirán la desconexión digital de los juzgados para que en vacaciones de verano y Navidad puedan desconectar de LexNet. Esta última decisión la votará el pleno el próximo 22 de noviembre.

Por su parte, Manel Atserias, presidente del ISMA, agradeció el apoyo de la abogacía institucional recordándole que, con esta decisión, se sitúa a la par de la Abogacía anglosajona y norteamericana. “Mejorando la salud mental y bienestar se fortalece el Estado de Derecho y los derechos humanos”, aseguró.

A su vez, el ISMA va a crear un Foro sobre bienestar del sector legal que, entre otros objetivos, persigue crear un código de buenas prácticas como un instrumento de soft law a través de un grupo de trabajo para llevar a un acuerdo de mínimos que demuestre que la salud importa. Asimismo, el organismo pretende crear un programa de atención integral a la profesión jurídica como ocurre en otras profesiones como los médicos cuando tienen un problema de salud y adicciones. “Un abogado que no está saludable va a ver resentido el servicio que presta”, ha apuntado Atserias.

Propuestas para mejorar

Tras la firma del documento, varios miembros del Comité de Bienestar del ISMA abordaron propuestas concretas para mejorar el bienestar y el cuidado de los letrados en las firmas. En este sentido, Paula Fernández-Ochoa, destacó la necesidad de eliminar el estigma sobre los problemas de salud mental, así como otros estereotipos sobre la profesión. "Se puede ser buen abogado sin la necesidad de ceñirse a rígidos protocolos", afirmó. Asimismo, la experta recordó que invertir en este tipo de medidas no solo beneficia a los profesionales a título personal, sino que también tiene un importante impacto en la productividad del negocio. "Una persona feliz trabaja más y mejor", resumió.

Sara Molina, miembro del Comité de Bienestar del ISMA, subrayó el papel del área de recursos humanos. Según la experta, al tratarse de un departamento enfocado en la gestión y desarrollo del talento, "es el que más margen tiene para impulsar este tipo de medidas". Por ello, animó a los bufetes a potenciar esta área y darles un papel más relevante ya que "ellos son los verdaderos protagonistas del cambio".

Por su parte, Carlos Rodríguez Adeva, psicólogo y miembro del ISMA, resaltó la importancia de tener un buen flujo de comunicación interna en el despacho. "Los abogados necesitan certidumbre: sobre lo que se espera de ellos, el plan de carrera que pueden desarrollar en el bufete, etcétera". Asimismo, el psicólogo puso el acento en la flexibilidad y criticó las largas jornadas de los profesionales. "No se trata de episodios puntuales, es rutina", aseveró.

Para aliviar esta realidad, los participantes del coloquio (algunos de ellos abogados in-house), recalcaron el papel de los clientes como "aliados" de los bufetes. Así, animaron a las firmas a "educar" a las empresas, exigiendo, si es necesario, que no manden correos a partir de una hora prudente.

Otro de los desafíos en materia de bienestar identificados por los expertos es la conciliación, y especialmente para los hombres. "Aun existen muchos prejuicios sobre el socio varón que pide una baja por paternidad", alertó Molina. En esta línea, recordó que, aunque tradicionalmente el concepto de conciliación y familia van de la mano, los letrados "también tienen derecho a fomentar su vida personal".

Fe de errores

c

Normas