Siemens acabará por lijar el descuento de su valoración

El CEO, Joe Kaeser, está haciendo todo lo posible por garantizar una transición suave

Siemens acabará por lijar el descuento de su valoración

El jefe de Siemens, Joe Kaeser, está haciendo todo lo posible por garantizar una transición suave. Por ejemplo, va a subir el dividendo tras un buen cuarto trimestre. Sin embargo, la acción sigue teniendo un descuento notable respecto a su par ABB, que cotiza en Suiza. Si Kaeser puede alcanzar su objetivo de beneficios para el próximo año, puede cerrar la brecha con su rival antes de renunciar en 2021.

Las acciones de Siemens subieron ayer un 4,89% después de que la empresa anunciara un aumento del 6% en sus ingresos del trimestre respecto al año anterior, y que aumentaría sus dividendos casi un 3%.

Es buena noticia para Kaeser, cuya estrategia es separar los negocios para darles más control y desbloquear el arraigado descuento de la firma respecto al valor teórico de la suma de sus partes. Ha fusionado los activos eólicos con los de Gamesa y sacado a Bolsa Healthineers, su empresa de tecnología médica. Y una participación mayoritaria en la división de gas y electricidad de Siemens, que representa aproximadamente el 20% de las ventas del grupo, está en camino de cotizar el próximo año, dejando Siemens con un núcleo de negocios de mayor crecimiento y mayor margen que abarca automatización industrial, infraestructura y transporte.

También es entonces cuando se espera que el consejo de supervisión de Siemens unja formalmente a Roland Busch, el consejero delegado adjunto, como sucesor de Kaeser. El legado de este último se vería reforzado si pudiera reducir el descuento de valoración que ha perseguido a su empresa durante la mayor parte de la última década.

La acción cotiza a 15 veces los beneficios esperados, frente a las aproximadamente 19 veces de su competidor ABB. Es cierto que Siemens advirtió de que “el deterioro de la confianza de la inversión industrial” pesaría sobre sus negocios más cíclicos. Aún así, tomar el punto medio de la previsión de beneficios de Kaeser para 2020 –entre 6,30 y 7 euros por acción– implica un crecimiento del beneficio del 4%. Probablemente eso sea realista y reduzca la brecha de valoración: sería una despedida ideal para el jefe saliente.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías