Tribuna

El impulso definitivo de la banca transaccional

El sector está volcado en mejorar los paradigmas que han determinado la forma de hacer negocio transaccional en el pasado

El área de banca transaccional, sometida a los continuos y vertiginosos cambios que se producen en la industria, se encuentra inmerso en una etapa de transformación. Sin lugar a dudas, el sector está volcado en mejorar los paradigmas que han determinado la forma de hacer negocio transaccional en el pasado. Un ejemplo que ilustra este comportamiento es la mejora del time to market en muchos de los procesos como los pagos en tiempo real o el pricing dinámico entre otros. También se está haciendo especial hincapié en mejorar el asesoramiento así como la experiencia del usuario a través de la transparencia, trazabilidad, simplicidad, eficiencia operativa y multicanalidad.

Entre las palancas que potencian la innovación y empujan la transformación de este negocio, cabe destacar:

  • El crecimiento. A diferencia de otros productos mayoristas, el negocio transaccional ha crecido de forma recurrente en los últimos años y las previsiones indican que va a seguir haciéndolo. La creciente competencia y el foco que están poniendo las entidades han sido clave para hacer de este uno de los negocios más rentables en la industria mayorista.
  • La transformación. Nuestros clientes se están transformando, y en consecuencia, demandan soluciones más innovadoras, accesibles y sencillas a las que tenemos que dar respuesta.
  • El mundo de los fintech. Estos agentes actúan como catalizadores de la innovación poniendo en marcha nuevos procesos, tecnologías y ‘softskills’ que nos permiten entregar nuevos productos con unos niveles de eficiencia y experiencia de usuario mucho mejores.
  • La regulación. A través del Open Banking y APIs (‘Application Programming Interface), la regulación ha facilitado espacios controlados para impulsar la innovación.

La tecnología, clave en la transformación

En este entorno, las tecnologías emergentes ofrecen nuevas posibilidades para afrontar las tendencias de la transformación. En primer lugar, las ‘cloud tecnologies’, clave para generar escala en un mundo con gran crecimiento de transacciones y la aparición de nuevos canales como el móvil. También en términos de eficiencia permiten optimizar la gestión de los picos de transacciones y la gestión eficiente y rápida de órdenes y procesos masivos.

Por otro lado encontramos las tecnologías NoSQL, que nos permiten casos de uso en real time analytics, proyecciones, análisis de flujos y transacciones y detección de fraude; y las que mejoran la personalización del servicio de asesoramiento transaccional, como el Big data, la inteligencia artificial, el Machine Learning y el Deep learning que nos permite mejorar los insights y pricing dinámico.

Por último, destacar el rol desempeñado por el blockchain. Con varios pilotos ya realizados, su potencial se está explorando en entornos complejos donde la seguridad y trazabilidad son fundamentales.

Banca transaccional corporativa, motor de crecimiento

El negocio de banca transaccional es clave. Lo ha sido históricamente y seguimos trabajando para que así sea, ofreciendo a nuestros clientes un servicio de excelencia. Para ello, nos hemos marcado tres objetivos que pensamos alcanzar en los próximos meses.

Impulsar el negocio ‘cross-border’ entre diferentes países, es fundamental. Es una de las palancas de crecimiento que nos permite acompañar a los clientes globales y por la cual ellos nos eligen. La presencia en Latinoamérica, Estados Unidos, Turquía, Europa y Asia posibilita la conexión a los flujos comerciales y los principales corredores de comercio mundial.

Otra de las prioridades son las soluciones especializadas, el asesoramiento transaccional. Obviamente queremos dar el mejor servicio a nuestros clientes pero eso solo podemos hacerlo manteniéndolos en el centro de nuestra actividad. Tenemos que comprender mucho mejor sus ecosistemas, necesidades y a la vez ser mucho más proactivos e innovadores en las soluciones que le ofrecemos.

Por último, y no por ello menos importante, vamos a seguir invirtiendo en la mejora de las plataformas locales y globales para combinar el día a día del negocio con la transformación a medio plazo.

Eva Rubio, responsable del área de Global Transaction Banking de BBVA

Normas