Aliseda lanza a la venta 2.100 suelos por 300 millones con pago diferido

Permite a los compradores pagar solo un 5% de los solares en los primeros 12 meses

Aliseda lanza a la venta 2.100 suelos por 300 millones con pago diferido

Aliseda Inmobiliaria, propiedad de Blackstone y Santander, utilizará una novedosa fórmula de cobro en diferido para sacar a la venta gran parte de su cartera de suelos. El servicer ha lanzado una oferta comercial en la que permite a los promotores compradores desembolsar el 5% del importe antes del 31 de diciembre de este año y posteriormente facilita el pago del 95% en los próximos 12 meses.

La inmobiliaria saca al mercado 2.115 solares de pequeño tamaño, con capacidad para construir 24.000 viviendas. El Plan Suelo Fácil, como se llama la oferta comercial, tiene un perímetro de 300 millones de euros. Todos los terrenos tienen carácter de suelo finalista (que cuentan con los permisos urbanísticos). Esta venta supone el 30% de los terrenos finalistas de Aliseda y del 15% de la cartera.

Los suelos están ubicados en Galicia, Castilla-La Mancha, Andalucía, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cataluña, Aragón, Asturias, La Rioja y Madrid.

La idea de Aliseda de permitir el pago diferido pasa por permitir a promotores locales acceder a esos suelos y que dispongan de tiempo para negociar con entidades financieras para conseguir créditos que permitan afrontar la obra residencial. “Queremos impulsar que en ciertos sitios donde el mercado está despertándose pueda ir más rápido”, afirmó Adolfo Blázquez, director de suelo de Aliseda.

El 80% del suelo que Aliseda saca a la venta es residencial y el resto tiene uso industrial y terciario. El directivo de la inmobiliaria — participada al 51% por Blackstone y al 49% por el Santander— indicó que no habrá proceso competitivo por cada solar, ya que aceptarán las ofertas según vayan llegando.

Normas