Fomento compró a Orange un informe hecho con datos de sus clientes de móvil

El Ministerio confirma que se encargó para medir la movilidad interprovincial

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos (a la izquierda) y el presidente de la Generalitat valenciana, en acto electoral este sábado.
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos (a la izquierda) y el presidente de la Generalitat valenciana, en acto electoral este sábado.

El Ministerio de Fomento ha confrmado este sábado que compró a Orange y la consultora Kineo un informe sobre movilidad realizado a partir de los datos de los clientes de móvil de la compañía de telecomunicaciones, tal y como ha adelantado El País.

En concreto, Fomento ha señalado a través de un comunicado y de su cuenta de Twitter que lo que compró fue un "trabajo realizado con datos de movilidad interprovincial a partir de tecnología big data". Fomento especifica que no compró directamente los datos sino el informe realizado con ellos, confirmando así una información del citado diario.

El diario El País publica este sábado que Fomento pagó 150.000 euros a Orange y la consultora Kineo para que analizaran datos anonimizados de geolocalización de los 16 millones de clientes de telefonía móvil que tenía entonces la operadora mediante las antenas de telefonía. El estudio analizó la movilidad interprovincial de viajeros a nivel nacional en cuatro modos de transporte: carretera, ferrocarril, marítimo y aéreo.

El Ministerio ha explicado que se trata de una herramienta de tipo cuantitativo que permite saber el valor medio del número de personas que se mueven diariamente entre dos provincias por dichos medios de transporte.

En este sentido, Fomento explica que en septiembre de 2017 se publicó en el BOE el anuncio de licitación mediante procedimiento abierto del contrato de servicio para realizar un estudio de movilidad interprovincial de viajeros, aplicando la tecnología big data.

Así indica que este trabajo fue encargado por la anterior administración y recibido en diciembre de 2018 (seis meses después del cambio de Gobierno). Según explica El Pís, el estudio de Fomento se adjudicó en febrero de 2018 con el objetivo de examinar cómo se mueven los españoles entre provincias aplicando el big data. El seguimiento de los teléfonos se hizo durante dos meses no consecutivos, según los pliegos de la licitación. Tenían que ser representativos de la movilidad de todo el año. Al final se usaron datos que la operadora tenía almacenados —las compañías tienen obligación de mantener durante 12 meses los datos de comunicaciones a disposición de los cuerpos policiales y después deben destruirlos o anonimizarlos— de parte de julio y agosto y de octubre de 2017.

"El estudio aporta una información anónima sobre los desplazamientos interprovinciales de los españoles que resulta muy útil para impulsar la Estrategia de Movilidad segura, sostenible y conectada que está desarrollando el Ministerio", explica.

Datos anonimizados

Fomento detalla que "los datos objetivizados, anonimizados y agregados" fueron recabados por la empresa de telefonía Orange e interpretados por la consultora Kineo, que fueron las empresas que conformaron la UTE adjudicataria del contrato. "Fomento no recibió datos de usuarios, sino la interpretación de esos datos en clave del comportamiento de la movilidad interprovincial en España", subraya.

Por último, resalta que este tipo de trabajos de movilidad, que reflejan los viajes reales de las personas entre orígenes y destinos, "son un trabajo necesario para el desarrollo de las políticas de infraestructuras y transporte y se realizan de manera habitual" y son complementarios de las encuestas de movilidad.

Además hace hincapié en que el estudio contratado "cumple con toda la normativa de protección de datos: son datos anonimizados y fue realizado con las máximas garantías". Fomento anuncia que publicará próximamente en la web del ministerio la información correspondiente a la movilidad interprovincial en España.

Normas