Inversión

Berkshire Hathaway registra un nuevo récord con una liquidez de 128.200 millones de dólares

Desde finales de 2017, la firma controlada por Warren Buffet retiene en su caja más de 100.000 millones

Warren Buffett, dueño de Berkshire Hathaway.
Warren Buffett, dueño de Berkshire Hathaway. Getty Images

La empresa de inversiones norteamericana Berkshire Hathaway, que forma parte del conglomerado del multimillonario estadounidense Warren Bufett, ha anunciado este sábado sus resultados del tercer trimestre del año en los que se refleja que su beneficio operativo aumentó más de lo esperado por los analistas, por lo que cerró septiembre con una liquidez récord de 128.200 millones de dólares, a pesar de la recompra de acciones de 700 millones de dólares.

El crecimiento registrado en varias las líneas de negocio compensan el arrastre de las tensiones comerciales y los aranceles y la incapacidad del magnate para desplegar el efectivo del conglomerado hacia nuevas adquisiciones en el mercado. Berkshire se benefició de la resistencia del consumo interno estadounidense que ayudó a que el crecimiento económico del país se desacelerará menos de lo esperado, y compensara la contracción de la inversión empresarial.

El empresario reconoce desde hace tiempo que el exceso de efectivo puede suponer una losa para el crecimiento de la compañía, de ahí su interés por efectuar nuevas adquisiciones, si bien se topa con el problema del elevado precio de aquellas compañías con perspectivas decentes a largo plazo.

"Existe una frustración cada ver mayor entre los inversores de que el efectivo acumulado no se está usando de manera adecuada", advirtió el analista de CFRA ResearchCathy Seifert. "La otra cara de la moneda es que las acciones de Berkshire tienden a ir bien cuando la economía se desacelera", añadió.

En el tercer trimestre del año, las ganancias operativas aumentaron un 14% anual hasta los 7.860 millones de dólares, mientras que los ingresos netos cayeron un 11% hasta los 16.520 millones. Las acciones de clase A cerraron este viernes en los 323.400 dólares, mientras que las de clase B en los 215,8 dólares, un 5,7% más que hace un año en ambos casos.

Han pasado ya casi cuatro años desde la última adquisición importante de Berkshire. El empresario y tercer hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, se ha enfrentado dilema de disponer de mucha liquidez en reiteradas ocasiones.

Ya se lamentó de ello en 1998 cuando este alcanzaba los 15.000 millones o en 2004 cuando se situó en los 43.000 millones de dólares. El problema ahora mayor, pues desde finales de 2017 retiene en su caja más de 100.000 millones de dólares.

Normas