Motor

China, la asignatura pendiente de la fusión entre PSA y Fiat

Entre ambos apenas venden 419.000 vehículos en el país asiático

John Elkann, presidente de Fiat Chrysler Automobiles (FCA).
John Elkann, presidente de Fiat Chrysler Automobiles (FCA). Reuters

La unión entre PSA y Fiat Chrysler (FCA) va a dar como resultado el cuarto mayor fabricante del mundo, con 8,5 millones de coches, de los que 4,65 millones los aporta la marca italo-estadounidense y 3,87 la francesa. Ese volumen, sin embargo, está concentrado en Europa y EE UU, con una presencial residual en China, el mayor mercado, con 28 millones de coches vendidos al año. Los datos correspondientes a 2018 revelan que PSA y FCA vendieron 257.723 y 155.215 unidades, respectivamente, con una cuota conjunta que apenas llega al 1,5%, lejos de otros competidores extranjeros como General Motors o Volkswagen.

Los analistas consultados por Reuters consideran que la fusión no hará más competitiva a la firma resultante, que tendrá su sede en Holanda. “Ambas compañías están centradas en sus mercados principales y han fallado a la hora de adaptar sus modelos a los gustos del mercado chino”, precisó Bill Russo, director de la consultora Automobility Ltd y exdirectivo de Chrysler en Asia. “Ninguna de las dos ha puesto en marcha las medidas necesarias para participar en los tres segmentos con más futuro en la automoción: el vehículo compartido, conectado y eléctrico”, subrayó.

La fusión se produce, además, en un momento de contracción de la demanda en China, como muestra el que 2018 se cerró con la primera caída de matriculaciones desde 1990, fenómeno que se repetirá este ejercicio. “El mercado chino está experimentando un periodo de ajuste. Va a ser difícil que esas dos compañías, que no son competitivas en ninguno de los productos que tienen en el mercado, puedan ganar cuota”, resaltó Alan Kang, analista sénior de LMC Automotive. Una necesidad de ganar mercado en poco tiempo que podría llevar, tanto a FCA como a PSA a replantearse sus alianzas con empresas locales chinas. FCA la tiene con Guangzhou Automobile, que apoya la posible fusión, mientras que PSA ha puesto en revisión la empresa mixta que tiene con el grupo Dongfeng para tratar de reducir costes y llegar a cumplir el objetivo de 400.000 vehículos matriculados al año.

Por su parte, la agencia Fitch cree que la fusión creará sinergias pero a medio plazo, ya que los productos que se lanzarán en los próximos tres años ya se han desarrollado por separado.

John Elkann: “Se creará un líder en movilidad sostenible”


“Nuestro objetivo común es crear un grupo líder en movilidad sostenible, capaz de aprovechar las oportunidades de una nueva era y satisfacer la demanda de productos innovadores”, afirmó el presidente de Fiat, John Elkann, en una carta, el viernes, en el diario “La Stampa”. Elkann será también presidente de la nueva sociedad.

Normas
Entra en El País para participar