Tecnología

Google compra Fitbit por 1.900 millones

El gigante tecnológico desembarca en los dispositivos ponibles o 'wearables'

El logotipo de Fitbit, en una pantalla en la Bolsa de Nueva York.
El logotipo de Fitbit, en una pantalla en la Bolsa de Nueva York. AP

Google ha cerrado la compra de Fitbit, el fabricante de accesorios tencnológicos vestibles, también llamados wearables, conocido principalmente por sus pulseras que miden la actividad física. La operación se ha pactado en 2.100 millones de dólares, 1.900 millones de euros, según han informado las empresas en un comunicado.

La operación había sido adelantada el pasado lunes por la agencia Reuters, información que provocó una subida del 30% en la cotización de la firma adquirida. Aun así, Google ofreció una prima del 19% sobre el precio de mercado. De este modo, quien tuviera acciones de Fitbit el viernes pasado, cuando cotizaban a 4,3 euros, ha obtenido un rendimiento del 70% hasta los 7,35 dólares en efectivo que ofrece Google.

La compra de Fitbit refuerza la diversificación de Google hacia el mercado de los dispositivos; ya fabrica teléfonos inteligentes, altavoces de asistencia personal, ordenadores portátiles y dispositivos de conexión como Chromecast (vídeo) o Stadia (juegos). No tenía en catálogo, no obstante, ningún reloj inteligentes o artilugio vestible.

Fundada en 2007, Fitbit es conocida por las pulseras que monitorizan la actividad física de los usuarios, la distancia que recorren, las escaleras que suben, su ritmo cardiaco o sus horas de sueño. Los modelos más avanzados son relojes inteligentes; sirven para pagar, almacenar música o servir de asistente personal . En total ha vendido 100 millones de dispositivos, pero ha chocado con la competencia de Apple y su Apple Watch. Así, si bien salió a Bolsa a 20 dólares en 2015, el pasado agosto llegó a marcar un mínimo de 2,85 euros (-86%).

Privacidad y datos

Las empresas han querido adelantarse a las preocupaciones sobre privacidad, dado que durante años los usuarios de Fitbit han remitido a la empresa datos personales relativos a su salud y ubicación. Las compañías permitirán a los usuarios revisar o borrar sus datos. “La privacidad y la seguridad forman parte del ADN de Fitbit desde su primer día, y esto no va a cambiar”, aseguran las empresas en su comunicado. “La empresa jamás vende información personal, y los datos de salud o bienestar que proporcione Fitbit no se usarán para Google ads [servicio de publicidad segmentada de Google]”.

Varios organismos estadounidenses, además de reguladores en otras partes del mundo, están investigando posibles prácticas anticompetitivas de Google en relación con el tratamiento de los datos personales de los usuarios y con sus operaciones en el mercado de los anuncios digitales.
La operación, de hecho, da al gigante tecnológico acceso a 27 millones de usuarios activos.

Aunque no fabrique dispositivos de este tipo, Google ya dispone de un software gratuito para ser operado en dispositivos vestibles, llamado Wear OS. Dispone, además, de Google Fit, un servicio de registro de actividad física a partir de los datos recopilados por el teléfono móvil. Y este año ha comprado una empresa, Fossil Group, especializada en desarrollar software para relojes inteligentes y dispositivos vestibles.

“Durante los años, Goole ha hecho progresos con sus socios en este mercado, mediante los servicios Wear OS y Google Fit, pero hemos visto la oportunidad de invertir todavía más en Wear OS, así como de introducir dispositivos vestibles made in Google en el mercado”, explicó Rick Osterloh, vicepresidente de la empresa para dispositivos y servicios, en una entrada en su blog.

La operación se cerrará de forma definitiva el próximo año, según informaron las dos empresas. Esta es la segunda mayor compra de Google este año, tras la adquisición de la empresa de computación en la nube Looker en junio, valorada en 2.300 millones de euros. 

Fitibit, por su parte, está lejos del precio al que salió a Bolsa en 2015, 20 dólares por acción. La empresa ha sufrido dificultades ante la dura competencia de Apple y su reloj Apple Watch.

Esta es la segunda mayor compra de Google este año, tras la adquisición de la empresa de computación en la nube Looker en junio.

Un mercado dominado por Apple y Xiaomi

Crecimiento

Según los datos de la consultora IDC, el mercado mundial de los dispositivos wearables o vestibles creció en 2018 un 27,5% .hasta alcanzar los 172,2 millones de unidades vendidas. 

Empresas

El mercado mundial está dominado por Apple, con una couta de mercado del 26,8%, seguida de Xiaomi (13,5%), la propia Fitbit (8%) y Huawei (6,6%).

Relojes y auriculares

Las ventas de relojes inteligentes son el 34% del mercado, mientras las pulseras de actividad física suponene el 30%. El mercado que más rápido crece, no obstante, es el de los auriculares, a un ritmo del 66,4%. Son el 21,9% del mercado, con datos de IDC referidos a 2018.

Normas