Paso adelante para la “ciudad del futuro” de Google en Toronto

El proyecto será más pequeño de lo que llegó a proyectar Alphabet

Ilustración recreando el proyecto de Toronto.
Ilustración recreando el proyecto de Toronto.

El proyecto de Alphabet, el grupo de Google, de crear una "ciudad del futuro” en la costa de Toronto ha superado un obstáculo importante, aunque será mucho más pequeño de lo que se contempló.

Sidewalk Labs LLC, la unidad de innovación urbana de Alphabet y hermana de Google, ha logrado este jueves la aprobación para avanzar con el proyecto tras ceder en varios temas polémicos. Entre ellos, que el proyecto debe ajustarse a su plan original de 4,8 hectáreas en lugar del plan de 77 hectáreas que propuso en junio. Waterfront Toronto, la corporación pública a cargo del proyecto, se hará cargo de supervisar todos los asuntos de datos y privacidad y Sidewalk acordó avanzar sin financiación de la ciudad para el transporte.

“Ha habido un nivel de respuesta significativo de Sidewalk Labs en esos temas que preocupaban, así como en otras áreas”, dijo Stephen Diamond, presidente de la junta de Waterfront, en una rueda de prensa en Toronto. “Aún no es un asunto cerrado, queda mucho trabajo por hacer antes de tomar una decisión final”.

El acuerdo es un paso importante para el papel de la gran tecnología en la construcción de ciudades a la vez que suraya la importancia de aliarse con las entidades públicas. Este avance contrasta con la decisión de Amazon.com, que retiró sus planes para una segunda sede en Nueva York después de una reacción negativa del vecindario y políticos locales y regionales.

Sidewalk había propuesto invertir 1.300 millones de dólares canadienses (unos 900 millones de euros) junto con socios locales para iniciar el proyecto, destinado a mostrar la visión del consejero delegado de Alphabet, Larry Page, de una ciudad moderna impulsada por sensores y datos. Las ideas incluían desde la eliminación de basura subterránea hasta carriles para bicicletas con calefacción, junto con oficinas y miles de unidades residenciales, incluidas unidades asequibles por debajo de precio de mercado.

“Queremos involucrar a la gran tecnología, pero bajo nuestros propios términos”, dijo Alex Ryan, director del programa de MaRS Solutions Lab, un centro tecnológico en la ciudad más grande de Canadá, que ha participado en consultas con Sidewalk y Waterfront.

El proyecto aún está en la fase inicial. La junta de Waterfront comenzará consultas públicas para evaluar el resto de la propuesta de Sidewalk y decidirá el 31 de marzo si se deben buscar acuerdos de implementación con una fecha límite para finalizar un acuerdo antes del 31 de diciembre de 2020.

Normas
Entra en El País para participar