La renovación del contrato de Haya con Sareb facilita su venta al fondo Centricus

Se espera que Cerberus fime la venta antes de final de año

La valoración de la operación rondará los 700 millones

Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.

Se despeja el camino para la venta de la inmobiliaria propiedad de Cerberus, el servicer Haya Real Estate, al fondo británico Centricus. Sareb confirmó ayer que ha renovado el megacontrato de gestión de activos que tiene cedido a Haya hasta mediados de 2022, un negocio crucial para que se mantuviera el interés del comprador.

La intención de Cerberus es finiquitar la transacción antes de que se cierre el año, según confirman fuentes conocedoras de la negociación y tal como publicó Cinco Días en septiembre. El fondo estadounidense culminaría así la desinversión en Haya, que rondará los 700 millones de euros, tras haber renunciado en su intención de llevar al servicer a Bolsa.

La renovación del contrato con Sareb llega después de que el banco malo haya comenzado a revisar su relación con los servicers que gestionan sus activos. La entidad presidida por Jaime Echegoyen puso en marcha a inicio de año lo que denominó como proyecto Esparta, para abaratar los contratos y recuperar algunos de los cometidos hasta ahora cedidos a Haya, Servihabitat, Solvia y Altamira.

El primero de esos contratos en revisión ha sido el de mayor tamaño, precisamente en manos de Haya y que acaba el 31 de diciembre y que ahora será de menor tamaño. Este servicer ha tenido que competir frente a Servihabitat en la final del concurso para retener la gestión durante 30 meses de una cartera formada por préstamos fallidos e inmuebles que a final del pasado año tenían un valor neto contable de 8.400 millones.

Haya gestiona activos procedentes de la banca ligados al ladrillo (préstamos morosos y activos adjudicados) de entidades como Bankia, Cajamar, Liberbank y BBVA, aunque el mayor de sus clientes es Sareb ya que supone el 55% de su portfolio, que alcanza un valor total de 45.296 millones a cierre del pasado junio.

Cerberus compró Haya en 2013, empresa entonces llamada Bankia Habitat. El intento de desinversión del fondo comenzó el pasado año fichando a Rothschild y Citi, que fueron los primeros bancos a los que encomendó una OPV (oferta pública de venta), aunque ese camino se cerró por la incertidumbre en los mercados. En este proceso Centricus negocia el cierre de la operación antes de final de año, tras derrotar a otros dos candidatos finalistas, DoBank (que en España controla el 85% del capital del servicer Altamira y cuenta como socio a Santander) y el fondo estadounidense Centerbridge.

Centricus es un fondo de capital riesgo ubicado en Londres con activos en gestión por 25.000 millones, según publica la firma en su página web. A su vez, gestiona SoftBank Vision Fund, con valor de 100.000 millones, perteneciente a la tecnológica japonesa Softbank. La gestora ha adquirido en los últimos años a Fortress Investment Group y a CIFC Asset Management. Si finalmente cierra la transacción será la primera de gran tamaño de la firma británica en España.

Los nuevos términos del contrato

Sareb decidió en su proyecto Esparta recuperar en los nuevos contratos con sus servicers, como el primero ahora renovado con Haya, algunas de las funciones como la gestión de los grandes deudores, la gestión técnica y el mantenimiento de los inmuebles, el desarrollo urbanístico de los suelos, la comercialización de activos singulares y la transformación de los activos financieros en inmuebles. Ese modelo se incorporará al resto de los contratos, con Altamira, Solvia y Servihabitat. “El nuevo modelo de gestión pactado con Haya Real Estate va a ser más flexible, más eficiente, más alineado con nuestro plan de negocio y con la estrategia de transformación de nuestra cartera”, apuntó Jaime Echegoyen, presidente de Sareb en un comunicado.

Normas