Grifols solicita a los fondos 4.130 millones en dos créditos

Inicia el proceso de refinanciación al que suma 1.120 millones en bonos

Los consejeros delegados de Grifols, Raimon Grífols (izquierda), y Víctor Grífols Deu.
Los consejeros delegados de Grifols, Raimon Grífols (izquierda), y Víctor Grífols Deu.

Los inversores ya tienen detalles sobre el proceso de refinanciación que acaba de lanzar Grifols sobre su deuda de 5.300 millones de euros. La compañía catalana ha hecho llegar cómo planea inicialmente la operación destinada a inversores institucionales: con un crédito de 3.000 millones de dólares; otro de 1.600 millones (lo que suma dos préstamos de 4.130 millones de euros), y el lanzamiento de 1.250 millones de dólares (1.120 millones de euros) en bonos, según recoge Bloomberg.

Grifols anunció el lunes un proceso para abaratar y alargar su deuda, en un contexto de bajos tipos de interés. En esa nueva financiación, el laboratorio cancelará el llamado tramo A de su deuda, con entidades bancarias, y a cambio extenderá el tramo B, para institucionales (fondos de deuda, aseguradoras y fondos de pensiones), y emitirá bonos senior secured.

En este punto de partida de Grifols, se recoge que busca una financiación de 3.000 millones de dólares a ocho años a un coste inicial de líbor más 200 puntos básicos. A eso, se suma otros 1.600 millones de dólares (aunque concedido en euros) a ocho años a euribor y entre 225 y 250 puntos básicos.

Por último, en el caso de los bonos senior secured, el montante llegará a los 1.120 millones de euros sin detallar de momento el coste.

Los inversores interesados en la financiación tendrán hasta el 7 de noviembre para mostrar sus compromisos y hasta un día más tarde para los desembolsos.

La refinanciación está asegurada por Bank o America Merrill Lynch, BNP Paribas, HSBC, JP Morgan y BBVA. Se prevé que el nuevo vencimiento pueda llegar hasta 2027.

La cotizada en el Ibex 35 quiere aprovechar el momento de tipos de interés bajo mínimos y refinanciar su pasivo “con el propósito de continuar con los planes de crecimiento a largo plazo”, según informó el lunes la empresa catalana. El coste actual de su deuda, refinanciada a su vez en 2017, puede superar el 3,5%, según fuentes de mercado. También emitió bonos por 1.000 millones de dólares, un tipo de deuda que cotiza actualmente en Irlanda, y que seguirá vigente.

Normas