Propuestas 10N

Casado presenta una rebaja fiscal de 16.000 millones y el Ejecutivo le acusa de hacerla solo para los más ricos

Propone suprimir Donaciones, Sucesiones y Patrimonio y dejar los tipos máximos del IRPF en el 40%

El presidente del Partido Popular Pablo Casado, en el XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar.
El presidente del Partido Popular Pablo Casado, en el XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar. EFE

El líder del PP, Pablo Casado, ha aprovechado su intervención en el XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar para presentar la propuesta económica con la que concurrirá a las próximas elecciones del 10 de noviembre. Ante una audiencia de 500 grandes empresas familiares, Casado cargó contra el optimismo del Ejecutivo en sus previsiones económicas para este año y el que viene. “No se va a cumplir la rebaja del déficit público este año. El Gobierno ha incumplido hasta nueve parámetros diferentes”, apuntó el líder del PP, que recordó que el Ejecutivo tendrá que acometer el ajuste de 6.000 millones de euros solicitado la pasada semana por la Comisión Europea, “sin haber presentado las medidas de ingresos y gastos necesarias”.

Definido como un “plan España” para recuperar la senda del crecimiento económico, la reforma fiscal que ha presentado Casado está trufada de rebajas fiscales. “El plan empezaría por la supresión por ley de los impuestos de Donaciones, Sucesiones y Patrimonio, una reducción del IRPF en el que el marginal (tipo máximo) quedaría en el 40% y una rebaja de Sociedades para que quede por debajo del 20%”, recalcó Casado, que precisó que la propuesta popular también incluiría una rebaja de cotizaciones sociales o la supresión del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) para la compra de vivienda habitual. El líder popular calculó que esas rebajas fiscales generarían un estímulo de 16.000 millones de euros y la creación de 300.000 empleos, aunque en su intervención no aportó ninguna de las medidas ligadas a los ingresos necesarias para compensar la pérdida de recaudación.

Casado también explicó que la propuesta económica incluiría novedades en materia laboral, como la ampliación de la tarifa plana para autónomos hasta 24 meses para colectivos especialmente vulnerables, como parados de larga duración, discapacitados o personas en riesgo de pobreza, o la prevalencia del convenio de empresa frente al sectorial o el territorial.

Una propuesta que fue rechazada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que se preguntó si con esa rebaja fiscal se podía mantener la excelencia en los servicios públicos y garantizar la igualdad de todos los ciudadanos. “Hay una diferencia entre PP y PSOE. El PP plantea una bajada de impuestos a la riqueza y a los grandes patrimonios; el PSOE cree que las grandes rentas deben contribuir en mayor medida”. Montero expuso que los dos pilares del sistema fiscal por el que abogan los socialistas son los impuestos medioambientales, “no tanto para recaudar sino corregir actitudes agresivas con el medio ambiente con actividad disuasoria” y los nuevos impuestos digitales. “Gran parte de la economía se desarrolla en un entorno digital y ese tipo de figuras nuevas tiene que abrirse camino, porque se está dando una desventaja de los negocios tradicionales”.

Frente a la propuesta de Casado de bajar el tipo medio de Sociedades, que grava los beneficios empresariales, la ministra de Hacienda consideró que sería “bueno y conveniente” que se fuera acercando el tipo real que pagan las empresas al tipo nominal. “Hay una diferencia notable en las grandes empresas. Hay un diferencial de muchos puntos entre ambos tipos y es lo que tenemos que corregir para acercarnos a nuestros socios europeos”. En su opinión es importante diseñar un nuevo marco para la fiscalidad del siglo XXI, que se caracterice por la lucha contra el fraude fiscal, la reducción de la brecha entre el tipo real y efectivo en la tributación de las grandes empresas, y la mayor aportación de aquellos que tienen una mayor riqueza.

En donde sí coincidieron ambos políticos, aunque con matices, fue por la preocupación por los disturbios acontecidos en Cataluña. “La falta de seguridad jurídica cotiza en bolsa y lastra las cuentas de resultados de las empresas”, enfatizó Casado. “Estamos muy preocupados por Cataluña. Es un drama para las empresas. Hay 4.000 que ya se han ido y han dejado de facturar 6.000 millones, con una destrucción de 8.000 empleos y una merma de 1.000 millones en el PIB catalán”. Una situación que, en su opinión, se agravaría si persiste la falta de seguridad jurídica. Por su parte, la ministra de Hacienda insistió en que Cataluña necesita pasar la página de las últimas semanas. “Es hora de restaurar la convivencia cívica y restaurar puentes siempre en el marco de la ley. La Generalitat tiene que condenar cualquier acto de violencia. El Gobierno está gestionando la sentencia del proces y velando para que se pueda restablecer el movimiento de ciudadanos y mercancías".

Riberas: "No nos podemos permitir nuevas situaciones de bloqueo"

Si en la jornada inaugural, el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco Riberas, abogó por la estabilidad política ante el frenazo económico, solo un día después fue más allá e instó a las fuerzas a evitar otras elecciones, ante lo fragmentado que está el arco parlamentario. "Sea el que sea el resultado electoral que resulte, dialoguen, busquen acuerdo y consenso que faciliten un gobierno estable. No nos podemos permitir nuevas situaciones de bloqueo que dañen la imagen que los ciudadanos tienen sobre el sistema político y que evitan una necesaria acción de gobierno", remarcó. Riberas también insistió en que son necesarios "amplios consensos" que nos permitan abordar los grandes temas que marcaran el futuro de España como son la educación, la innovación, el desarrollo tecnológico o el sistema de pensiones.

En esa misma linea, el presidente de KPMG en España, Hilario Albarracín, abogó por "impulsar la estabilidad y la seguridad jurídica en materia impositiva para favorecer las inversiones de empresaas locales y extranjeras a medio y largo plazo".

Normas