España se cuela en el mercado mundial del lujo gracias a Loewe

La firma de LVMH es la única del país entre las 50 más valiosas a nivel global dentro de esta industria

Establecimiento de Loewe en Londres.
Establecimiento de Loewe en Londres. BLOOMBERG

Si España consigue asociarse de alguna manera con la industria del lujo a nivel global es gracias a Loewe, la única firma del país que se cuela en una clasificación que recoge a las 50 empresas del sector más valiosas de todo el mundo, elaborada por la consultora Brand Finance. La compañía, perteneciente al grupo francés LVMH desde 1987, cuenta con un valor de marca de 1.116 millones de euros, un 16% por más que en 2018, y ocupa el puesto 36 del ranking, tras McLaren y por encima de Givenchy. Los tres primeros puestos pertenecen a Porsche, Cartier y Louis Vuitton, con valores de 29.347 millones, 13.642 millones y 13.576 millones respectivamente.

El medio centenar de marcas analizadas en el informe Luxury & Premium 50 2019, de un conjunto de más de 5.000, se reparten en tres sectores de actividad. La gran mayoría de las firmas, en un 56%, pertenecen al textil, con un valor total de 131.852 millones de euros. El 28%, con un valor de 47.791 millones, se enmarcan en la cosmética e higiene personal. Y el 16% restante –más de 57.187 millones– pertenece al sector automovilístico de lujo.

De todos los países, Italia es el que tiene más marcas asociadas a este sector dentro de la tabla, con un total de 16. La primera en aparecer, en sexta posición, es Gucci, con un valor de casi 10.200 millones de euros, un 19% más respecto al anterior ejercicio. En el resto de la clasificación se encuentran otras como Ferrari, Prada, Armani, Moncler, Bulgari, Maserati o Valentino. Tras Italia le toca el turno a Francia, con 10 marcas pero con el valor conjunto más elevado de todos los países. Cartier (13.642 millones de euros), Louis Vuitton (13.576 millones) y Chanel (11.480 millones) son las tres insignias más poderosas, junto a otras marcas como Hermès, Dior o Saint Laurent.

El resto de regiones que consiguen hacerse un hueco en la industria del lujo son Alemania, Reino Unido, Suiza, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur. Sus principales marcas son, de forma correspondiente, Porsche, Burberry, Rolex, Coach, Shiseido y Sulwhasoo. Del medio centenar, la compañía más débil es la italiana Fendi, con un valor de marca de 573 millones.

Tal y como explica Teresa de Lemus, directora general de Brand Finance en España, “además de Loewe, el país cuenta con más firmas que pertenecen al segmento del lujo, valoradas y reconocidas internacionalmente con un gran potencial y que bien podrían estar incluidas en el informe”. Se refiere, entre otras, a Carrera&Carrera, Pedro García, Lladró o Puig. Sin embargo, “en un contexto actual caracterizado por tensiones comerciales, un mercado débil y donde se prevé que disminuya la demanda en mercados como China, Europa o Japón, se hace necesario trabajar el valor de marca en este segmento”. También es necesario poder contar con toda la información financiera, y analizar aspectos como los derechos de licencia de cada firma o la capacidad de ahorro.

En este sentido, Loewe registró unas ventas de 236,4 millones durante el pasado ejercicio, un 34% más que en 2017, cuando su facturación ascendió a 176,4 millones. Algo que ha permitido que la firma de marroquinería y complementos de lujo haya experimentado un incremento constante en su valor de marca, pasando de los 94 millones en 2014 y un índice de fortaleza de 72 puntos sobre 100 a los 1.116 millones y una puntuación de 82 en el presente ejercicio.

En este sentido, el informe diferencia entre el valor de las marcas y su fortaleza. Lo primero se entiende como el beneficio económico neto que se lograría al licenciar la marca en el mercado abierto. Lo segundo, al rendimiento de una firma en base a medidas intangibles. Es aquí donde afloran las diferencias, porque mientras que Cartier es la marca francesa más valiosa, Lancôme se posiciona como la más fuerte. Gucci y Ferrari escenifican este contraste en el caso de Italia, al igual que Burberry y Aston Martin en Reino Unido. En España, Loewe gana en ambas categorías.

“Las connotaciones de lujo van mucho más allá de las marcas de moda, y esto se hace cada vez más evidente ya que Porsche una vez más encabeza el ranking. La combinación del legado de confianza unido a un compromiso con la diversificación, la innovación y los servicios posventa es lo que realmente diferencia al auto titan de sus competidores”, en palabras de Alex Haigh, director de Brand Finance.

Normas