Compañías

Sonae Arauco recibe más de 70 millones de los seguros para compensar los daños de los incendios

Los fuegos de hace dos años obligaron a parar dos plantas portuguesas de la empresa y dañaron activos valorados en 25,8 millones de euros

Letrero de la compañía de productos de madera.
Letrero de la compañía de productos de madera.

Los incendios de octubre de 2017 en el centro de Portugal dejaron un balance de 43 muertos y decenas de heridos. Otro balance, el empresarial, se vio mermado en el caso de Sonae Arauco. La empresa de tableros de madera cerró durante meses dos de sus plantas lusas dañadas por los incendios. La compañía afirma en su cuenta de resultados de 2018 que en sus dos últimos ejercicios (2018 y 2017) ha obtenido unos beneficios de 73 millones de euros como compensación por los incendios. Al mismo tiempo, cifra en 25,8 millones los activos dañados de la filial portuguesa por esos incendios.

Las dos plantas lusas afectadas pararon su actividad en octubre de 2017. La de Mangualde volvió a operar en febrero de 2018, mientras que la de Oliveira de Hospital retomó la actividad dos meses más tarde, en abril de 2018.

Sonae Arauco comenzó a cobrar de la póliza de seguro en 2017, cuando ingresó 16,9 millones de euros que registró como “beneficios acumulados por compensación” en tres conceptos: “costes de rehabilitación y maquinaria", "inventarios y gastos" y "pérdida de beneficios”. La auditoría externa de las cuentas confirma que la compañía, que hace tres años pasó a llamarse Sonae Arauco tras adquirir Tafisa, ingresó otros 56,1 millones de euros en 2018 por compensación de daños.

A esa cantidad se suma una entrada adicional de 25,5 millones de euros de las compañías de seguros –casi la totalidad de los 28 millones pendientes de cobro– que Sonae ingresó entre el cierre de las cuentas y la fecha en la que estas se emitieron (marzo de 2019). Esta última “entrada de efectivo” se reflejará “en los estados financieros consolidados de 2019”.

La cuenta de resultados muestra un descenso del 7% del beneficio respecto a 2017, hasta los 23,9 millones de euros. El volumen de ventas sufrió una merma y se situó por debajo del nivel de 2017 por “la menor contribución de las plantas de la Península Ibérica”, con las dos antes mencionadas afectadas por los incendios. Unas ventas que bajaron hasta los 793 millones de euros, un 2,23% menos que un año antes. En cambio, el ebitda creció un 30% hasta los 119,6 millones de euros.

El fabricante de tableros de madera achaca a “los incendios del centro de Portugal” el incremento del 25% de la deuda, que se disparó hasta los 231 millones de euros. De esta forma, la empresa afirma que la ratio de deuda sobre ebitda ha pasado de 1,83 veces a 2,46 veces. Sin embargo, la deuda se aliviará en las siguientes cuentas ya que ha recibido este año gran parte de los 28 millones pendientes de cobro de la "liquidación pactada" en el “proceso de seguro”, explica Sonae Arauco.

Cambios fuera de Europa

Sonae decidió parar la unidad industrial de tablero de Panbult (Sudáfrica). Una medida tomada para contrarrestar "el nivel de actividad económica en Sudáfrica", que tenía un impacto "negativo" en los resultados. A cambio, la compañía ha centralizado su actividad en ese país en la planta de White River, donde está realizando mejoras con las que espera tener "un activo muy competitivo en Sudáfrica". 

La participación en las empresas del grupo no varió salvo por la constitución en febrero de 2018 de Sonae Arauco Maroc, de la que posee el 100% de la participación. Con esta operación, la compañía de tableros añade una unidad comercial en la ciudad marroquí de Casablanca y ya tiene presencia directa en nueve países. 

Normas
Entra en El País para participar