El Colegio de Abogados de Madrid decide hoy si sube las cuotas a sus colegiados

De la subida, que sería de en torno al 5%, quedarían excluidos no ejercientes, jóvenes abogados y el turno de oficio

Sede del ICAM, en la calle Serrano.
Sede del ICAM, en la calle Serrano.

La Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) decide hoy si sube las cuotas a sus colegiados. El órgano, que se reúne a partir de las 15.30 en la sede colegial, estudiará los presupuestos del año que viene antes de presentarlos en la Junta General que tendrá lugar en diciembre. Entre los puntos a debatir, uno que ha causado cierto revuelo en los letrados (y así se ha reflejado en las redes sociales con quejas de muchos de ellos): el incremento de las coutas.

La controversia, adelantada por Vozpópuli y Confilegal, surgió el pasado jueves 17 de octubre, durante el primer encuentro de la Junta de Gobierno para abordar del debate presupuestario. Según lo publicado, y como relatan fuentes consultadas por CincoDías, en contra de la subida se posicionaron la vicedecana, Begoña Castro, y los diputados más cercanos a los pequeños despachos, la abogacía joven y el turno de oficio (como Ángela Cerrillos, Raúl Ochoa, Juango Ospina y Esther Montalvá); a favor, los más próximos a las grandes firmas (Luis Fernando Guerra, Manuel Martín o José Ignacio Monedero). Desde el ICAM señalan que el decano, José María Alonso, aún no ha tomado posición en esta cuestión (aunque también hay quien indica que apoya la subida).

Fuentes del Colegio madrileño señalan varias cuestiones en relación a esta materia. La primera es que en absoluto está claro por qué opción se decidirá la Junta, si incrementar las cuotas o congelarlas. Y, en todo caso, si se optara por la primera, se trataría de una subida que definen como "mínima", de entre el 4% y el 6%. En segundo lugar, explican que la medida no se aplicaría en ningún caso a los no ejercientes. Y, de entre los 43.000 ejercientes que si podrían verse afectados, se establecerían algunas excepciones teniendo en cuenta las circunstancias de los distintos colectivos. "Quedarían fuera los de AJA (la Agrupación de Jóvenes Abogados) y los del turno de oficio, seguro", explican las mismas fuentes.

El debate, por tanto, está ahí: ¿merece la pena el coste en imagen y reputación que conllevaría aprobar una subida de las cuotas para después establecer mil y una excepciones? Los que defienden que sí alegan que es necesario mayor músculo económico para abodar algunos proyectos. Los contrarios a la subida subrayan que cabe una mejor distribución del gasto del organismo y no es necesario cargar un nuevo esfuerzo sobre los colegiados (el presupuesto del ICAM ronda los 30 millones de euros). La decisión final la conoceremos a lo largo de la tarde del martes, pero algunos miembos de la Junta apuestan porque el decano optará por frenar un incremento que no sería entendido por muchos abogados.

En la actualidad, las cuotas que deben pagar los letrados ejercientes colegiados en Madrid se sitúan entre los 38,16 euros al trimestre del primer año y los 97,14 a partir del cuarto.

Normas