Economía

El Cercle d’Economia insta a detener la violencia en Cataluña

Pimec advierte de que la falta de diálogo "abre trincheras y no las cierra"

Los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra se enfrentan a los manifestantes durante los altercados que se produjeron la semana pasada.
Los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra se enfrentan a los manifestantes durante los altercados que se produjeron la semana pasada.

El Cercle d’Economia ha lanzado un comunicado en el que condena de forma rotunda la violencia en Barcelona y en el conjunto de Cataluña e insta a detenerla. "Ante los hechos extraordinariamente graves que hemos sufrido a lo largo de la última semana, el Cercle no quiere ni puede rehuir sus responsabilidades: condena de forma rotunda la violencia vivida en las calles de Barcelona y en el conjunto de Cataluña". "Y lo hace sin ambigüedades y sin gradaciones", añade.

"Ahora es el momento de que nuestras instituciones -Generalitat, Parlamento de Cataluña, Ayuntamiento de Barcelona- y los partidos que las integran dejen de lado sus intereses legítimos. Debemos trabajar de manera coordinada con un objetivo: desterrar los actos violentos de nuestros pueblos y ciudades", sentencia. No centrarse en esto sería una grave irresponsabilidad, impropia de una democracia liberal europea.

En su nota, señala que "llegará el momento de pedir responsabilidades a unos y a otros". Y avisa de que, sobre todo, "llegará el momento de formular y defender propuestas para solucionar una crisis que tiene una raíz política indiscutible". Desde hace tiempo, el Cercle plantea alternativas sobre un encaje de Cataluña con el conjunto de España que refuercen el autogobierno y mejoren su modelo de financiación.

El pasado 14 de octubre, el Cercle d’Economia emitió un comunicado en defensa del autogobierno de Cataluña en el que reclama diálogo y acción política para superar el conflicto catalán. El Cercle  destaca  "su respeto a la decisión de la justicia", aunque alerta de "la carga emocional y el sufrimiento que comporta la privación de libertad a las personas juzgadas y a sus familias".

La organización apuntó que no puede "seguir aceptando la parálisis, el inmovilismo y y la cronificación de un problema que es eminentemente político y que persiste". Acto seguido, señaló que "el Cercle siempre estará en contra de las posiciones que promueven la desobediencia o la paralización de la actividad económica".

El lunes 21 de octubre, añade que "la urgencia política es otra". "Ahora debemos detener la violencia. Porque a través de la violencia es imposible que nada crezca y la violencia imposibilita poder compartir una mesa de negociación". No es el problema de unas elecciones ni de un gobierno. Nos estamos jugando el futuro de una generación.

Pequeñas y medianas empresas

El presidente de la patronal de las micro, pequeñas y medianas empresas (pymes) y los autónomos de Cataluña (Pimec), Josep González, ha instado este lunes a los gobiernos catalán y español a sentarse a hablar sobre la situación que vive Cataluña y ha advertido que la falta de diálogo "abre trincheras y no las cierran".

González, que ha asistido a la conferencia que ha dado en Barcelona el líder de la UGT en Cataluña, Camil Ros, ha insistido que "los gobernantes deben hablar si tienen mentalidad de estadistas" y ha abogado por dialogar "con discreción" para ayudar a buscar soluciones.

En respuesta a preguntas de los periodistas, el presidente de la patronal catalana ha denunciado "la actual escalada de declaraciones pidiendo que se condene la violencia", en referencia a la petición de Pedro Sánchez a Quim Torra.

Tras apuntar que "creo que ya se ha condenado la violencia", González ha lamentado que se está evidenciando "una incapacidad para el diálogo que lo que hace es abrir trincheras y no cerrarlas".

Normas