Johnson pide el retraso del Brexit con una carta sin firmar

El primer ministro dice a la vez a Bruselas que no quiere una prórroga a la salida del Reino Unido

Boris Johnson
Boris Johnson, primer ministro británico, durante el debate parlamentario de este sábado en la Cámara de los Comunes. Reuters

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, enivió este sábado una carta sin firmar a la Unión Europea solicitando el retraso del Brexit sobre la fecha prevista del 31 de octubre. Lo hizo obligado por el Parlamento, en el que sufrió una nueva derrota, pero al tiempo que afirmó que no quiere esa prórroga.

La solicitud de prórroga se produce semanas después de que Johnson había llegado a afirmar que preferiría estar "muerto en una cuneta" antes que pedir una prórroga.

Johnson decidió no someter este sábado a votación el acuerdo del Brexit que negoció con Bruselas después de que los diputados apoyaron una enmienda que obliga a solicitar un retraso de la retirada británica de la UE más allá del próximo 31 de octubre.

"He dejado claro que no quiero más retrasos. Los líderes europeos han dejado claro que no quieren más retrasos. Es de gran pesar para mi que hoy la Cámara (de los Comunes) haya votado a favor de más retrasos", escribió el jefe del Gobierno a los diputados.

La enmienda, introducida por el diputado independiente Oliver Letwin, fue aprobada por 322 votos a favor y 306 en contra en una sesión extraordinaria en la Cámara de los Comunes.

El premier tenía de plazo hasta la medianoche para solicitar a Bruselas una prórroga del "divorcio" británico en virtud de la Ley Benn, que establece esa exigencia si el Gobierno no tenía aprobado para hoy un acuerdo del Brexit.

Una fuente del gobierno dijo que Johnson ha enviado este sábado tres cartas a Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo: una fotocopia del texto que la conocida como ley Benn le obligaba a enviar; una nota de presentación del enviado de la UE de Gran Bretaña diciendo el Gobierno simplemente estaba cumpliendo con esa ley; y una tercera carta en la que Johnson ha señalado que en relidad no quiere un retraso. "Lo he dejado claro desde que me convertí en primer ministro y lo he dejado claro al Parlamento otra vez hoy, mi opinión, y la posición del Gobierno, es que una extensión adicional dañaría los intereses del Reino Unido y nuestros socios de la UE, y la relación entre nosotros", señala Johnson en la tercera carta, publicada en Twitter por el corresponsal del Financial Times en Bruselas.

Previamente, Johnson había enviado una carta a los parlamentarios explicando su posición:
"La próxima semana, este Gobierno va a introducir la legislación que necesitamos para salir de la Unión Europea con nuestro gran nuevo acuerdo el 31 de octubre", señaló Johnson en dicha carta. Y añadió: "Es bien posible que nuestros amigos en la UE rechacen la petición del Parlamento de otro retraso. En estas circunstancias, espero que mis colegas de todos los sectores de la cámara (baja) se enfrenten con la opción de (apoyar) nuestro gran acuerdo o no tener acuerdo".

La enmienda aprobada este sábado está pensada para funcionar como salvaguarda de seguridad en caso de que el trámite parlamentario de la ley del Brexit no quede completado para el próximo día 31 y evitar que el Reino Unido salga de la UE sin acuerdo.

Normas