Vivenio engorda su cartera de viviendas en alquiler en un proyecto junto a Áurea Homes

La socimi suma casi 5.000 casas en su ‘portfolio’, de las que 2.000 están en desarrollo

La promotora trabaja también para Azora en un proyecto de llave en mano

Promoción de Áurea en el nuevo barrio madrileño de El Cañaveral.
Promoción de Áurea en el nuevo barrio madrileño de El Cañaveral.

La vivienda en alquiler continúa atrayendo a los inversores institucionales que están creando grandes carteras. La última de estas operaciones está protagonizada por la socimi Vivenio, que se ha asociado con la promotora Áurea Homes para un desarrollo residencial en Madrid.

Áurea, promotora segregada de la constructora navarra ACR, recibe así un proyecto de llave en mano para construir 150 viviendas en Móstoles, que se incorporarán al portfolio de Vivenio. El suelo donde se levanta el proyecto estaba en el balance de la promotora, que preveía construir inicialmente dos fases de casas para la venta a particulares. Aunque finalmente la segunda fase la vendió a Vivenio con un nuevo proyecto.

Esta operación será la segunda de Áurea en el segmento de la vivienda en alquiler. Anteriormente ya acordó con Azora un desarrollo de 370 casas en el nuevo barrio de El Cañaveral (Madrid). En ese caso, el suelo fue adquirido a InmoCaixa y tendrá una inversión de cerca de 70 millones. Esas residencias se incorporarán a Lazora, el vehículo para este negocio que gestiona Azora y donde invierten los fondos CBRE Global Investors y Madison.

“Hace un año nos intentamos anticipar y dedicar esfuerzos a esta pata de negocio, ya que nuestra experiencia en la gestión inmobiliaria nos permite dar servicios muy específicos que son los demandados por estos fondos”, explica David Botín, director general de Áurea.

La promotora también está a punto de cerrar otras 400 viviendas más de build to rent: cuatro suelos nuevos (dos en Madrid, uno en pamplona y otro en Sabadell), aunque se desconoce el comprador. 

Un mercado en crecimiento

“Existe muchísimo interés en nuevos operadores, fondos internacionales que ven en el alquiler residencial un activo de renta permanente sobre un activo muy seguro y con una altísima capacidad de inversión”, explica David Botín, director general de Áurea Homes sobre este mercado. “Nuestra estimación es que se pueden dirigir a este segmento unas 20.000 a 30.000 viviendas al año durante los próximos 10 años, si bien no es fácil encontrar operaciones y suelos para el desarrollo del producto adecuado”, añade. “Consideramos que es un mercado con muchas posibilidades por la alta demanda de los diferentes operadores”.

Esta empresa también desarrolla 2.700 viviendas hasta 2022 en el negocio tradicional de venta a particulares en colaboración con inversores como Allegra, FS Capital, Inmobiliaria Espacio y Stoneweg.

Con esa operación, Vivenio se asegura una cartera en propiedad y en desarrollo que llega prácticamente a las 5.000 viviendas. Esta socimi está controlada accionarialmente por el fondo de pensiones holandés APG y cuenta con Renta Corporación como gestora y accionista minoritario.

Vivenio ya dispone de 2.900 residencias en arrendamiento, a las que se suman 1.400 en proyectos de llave en mano desarrollados por terceros, como el caso de Áurea, con una inversión estimada de 250 millones. Por último, incorpora otras 560 casas de desarrollos propios.

La socimi se encuentra en un proceso ambicioso de crecimiento. La pasada semana anunció una ampliación de capital por 150 millones que permite seguir engordando su cartera. La compañía tiene el objetivo de alcanzar los 1.500 millones en activos, antes de dar el salto al mercado continuo desde el MAB (Mercado Alternativo Bursátil), en el que cotiza actualmente con una capitalización superior a los 500 millones.

En julio, Vivenio adquirió una parcela con edificabilidad de 28.481 metros cuadrados en la llamada Operación Mahou-Calderón, adquirida al Atlético de Madrid por 75,6 millones. También ese mes se hizo con un inmueble en la calle Padilla de Madrid por 18,2 millones. Previamente había adquirido tres solares contiguos en la zona del ensanche de Vallecas de la ciudad y un edificio en la Avenida de San Luis.

Se trata de uno de los nuevos operadores de vivienda en alquiler que han encontrado en este mercado un nuevo negocio, junto a otros protagonistas como Testa (de Blackstone), Lazora, Ares (para la que Aedas y Metrovacesa desarrollan más de 600 casas) o Axa (en este caso junto a Acciona) o Témpore, la socimi de Sareb y el fondo TPG.

Normas