ACR abre la vía a posibles socios segregando su negocio promotor en Áurea Homes

La constructora lanza una inmobiliaria independiente

Desarrolla más de 2.600 viviendas con un negocio de 600 millones

ACR abre la vía a posibles socios segregando su negocio promotor en Áurea Homes

La constructora navarra ACR Grupo ha decidido separa su negocio de construcción y de promoción inmobiliaria en dos compañías independientes, dando a luz a la nueva empresa Áurea Homes. “De esta forma el mercado nos identifica como negocios diferentes. En el caso de buscar capital, es más fácil. Es el mensaje que queremos dar, somos empresas diferentes”, reconoció este martes Michel Elizalde, consejero delegado del grupo.

Este grupo, tal como adelantó Cinco Días en febrero, contrató a KPMG para la búsqueda de un socio para el negocio inmobiliario. Sobre eso proceso, Elizalde comentó que, por distintos motivos, no se ha llegado a ningún acuerdo. Con la vía de separar la compañía promotora, aclara el perímetro del negocio de desarrollo de viviendas.

El negocio de construcción, básicamente dedicado a obras de edificación, mantendrá la marca ACR. Cada compañía contará con sus propios órganos directivos, consejos de administración independientes y plantillas separadas. David Botín es el elegido como nuevo director general de Áurea Homes. Elizalde se mantiene como consejero delegado del grupo y estará en ambos órganos de gobierno. ACR Grupo nació en 1973 en Pamplona, donde tiene su sede central, fundada por Javier Osés.

“Creemos que es el momento adecuado para que cada compañía crezca todo lo que pueda de forma independiente”, aclaró Elizalde. “Es importante que el mercado perciba que las empresas son distintas”, añadió, sobre la posible búsqueda de un socio financiero y estratégico, una opción que se mantiene abierta.

La nueva Áurea Homes, una marca que el grupo ya había utilizado en algunas promociones, desarrolla actualmente 40 proyectos inmobiliarios, que suman más de 2.600 viviendas, un negocio que supone más de 600 millones de euros en ventas hasta 2022. Analizando las oportunidades que tienen de inversión en más suelo, creen que pueden añadir otros 150 o 200 millones de negocio en los próximos meses.

La empresa ha buscado un negocio de asociación con diferentes inversores como Allegra Holding –de la familia Losantos– (bajo la marca Nature), Stoneweg, Inmobiliaria Espacio y FS Capital. En estas alianzas, ACR se ha mantenido como inversor minoritario y se ha encargado de la gestión de los desarrollos inmobiliarios. En la actualidad mantiene 37 de estos proyectos conjuntos.

Los otros tres son proyectos para terceros, un negocio donde la nueva Áurea desea crecer. “Queremos potencial la llave en mano para terceros. Hay mucho interés de fondos en proyectos de residencias de estudiantes, de mayores o de viviendas para el alquiler, pero no hay producto, por eso nuestra intención es trabajar para ellos”, explicó Botín.

Áurea mantiene el plan de invertir, junto a socios, alrededor de 60 millones en adquisiciones de suelo. La empresa mantiene un elevado peso en Madrid, con más del 50% de sus proyectos, además de País Vasco, Navarra, Cataluña, Castilla y León y recientemente en Andalucía. “Hemos entrado en Sevilla y estudiamos oportunidades para Málaga”, apuntó Botín, además de otras localizaciones como Galicia, Alicante o Valencia. Para seguir creciendo, ante la escasez de parcelas en marcados calientes como Madrid o Barcelona, no descartan adquirir suelo en gestión, sin los permisos urbanísticos y que requieren de mayores plazos y negociación con las Administraciones. “La actividad de gestión de suelo comienza a ser necesaria”, destacó Elizalde.

Normas