Ralentización económica

Los expertos tachan de optimistas las nuevas previsiones del Gobierno

El Ejecutivo rebaja una décima el avance del PIB de 2019, hasta el 2,1%

Proyecciones PIB Pulsar para ampliar el gráfico

El Gobierno en funciones que dirige Pedro Sánchez actualizó ayer su cuadro macroeconómico de previsiones para España a fin de remitirlo a la Comisión Europea, junto con el plan presupuestario de 2020. El Ejecutivo ha corregido la baja sus perspectivas de crecimiento para 2019 y 2020 restándoles una décima en cada caso, es decir, que espera que este año concluya con un avance del PIB del 2,1% y que el próximo ejercicio el aumento sea del 1,8%.

“Esta modificación se debe casi en su totalidad a la revisión estadística de la Contabilidad Nacional Anual realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE)”, argumentó el Ejecutivo, que apuntó que la “Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha avalado las previsiones del escenario macroeconómico”.

Si bien es cierto que los cálculos del Gobierno recogen el recálculo a la baja del tamaño y la evolución de la economía española –el INE rebajó dos décimas su estimación de 2018 del 2,6% al 2,4%; recortó otras dos su cálculo del primer trimestre de este año, al 0,5%, y una décima el del segundo trimestre, hasta el 0,4%– la rebaja del Ejecutivo para este año es menor que la planteada por los departamentos de análisis y coyuntura macro de empresas y organismos económicos. Y ello, pese a que tanto Banco de España como Funcas cuantificaron el impacto de la revisión de Estadística en dos décimas.

Así, los expertos consultados tachan de optimistas los cálculos a falta de menos de un mes para la repetición electoral, prevista para el próximo 10 de noviembre.

Pese a la revisión a la baja, el Gobierno mantiene su objetivo de culminar 2019 con un déficit del 2%, en línea con el cuadro anterior de abril que ya avanzaba esta cifra. Sin embargo, entonces planteaba lograr un 1,1% en 2020, un 0,4% en 2021 y alcanzar el equilibrio presupuestario en 2022.

“La previsión para 2020 del déficit público se basa en un escenario inercial que no incluye ninguna medida adicional de carácter tributario. En este contexto, el déficit se situaría en el 1,7% del PIB en 2020”, expone Hacienda, lo que supone reducir con fuerza la rebaja del agujero fiscal prevista para el próximo ejercicio.

Los departamentos de análisis de las principales instituciones económicas prevén que el PIB crezca este año menos que lo que estima el Ejecutivo en funciones, a excepción de Equipo Económico (Ee), que iguala los cálculos de Hacienda. La media de los 13 organismos recopilados ofrece una previsión media de avance del PIB del 1,95% para este año, que cae al 1,66% en 2020.

Los más optimistas, entre los se encuentran el Banco de España, Bankia, Santander y la firma de calificación de riesgos Axesor, estiman que la economía avanzará un 2%. En el lado contrario, y a la espera de la próxima revisión de instituciones como la CEOE, se sitúan el resto de departamentos de coyuntura macroeconómica, con Repsol a la cabeza, con una estimación de entre el 1,8% y el 1,9% para cierre de año.

Desde Axesor, su jefe de Rating Soberano y Subsoberano, Antonio Madera, explicó ayer que en su reciente revisión la firma ha tenido en cuenta además de la actualización de la Contabilidad Nacional del INE una “ralentización de la demanda interna y a las incertidumbres externas”.

Almudena Semur, secretaria general del Instituto de Estudios Económicos (IEE) explica que el organismo está trabajando en sus nuevos cálculos pero ve cierto optimismo en las previsiones de PIB, tanto por el recálculo del INE como por la desaceleración internacional y “la parálisis institucional”. Mayor dificultad ve en el cumplimiento del déficit enviado a Bruselas para este año, que el Ejecutivo mantiene en el 2%. Frente al IEE, Andreu García, consultor del área de mercado de Analistas Financieros Internacionales (AFI), apunta que la estimación de desviación del gasto público “se ajusta bastante a la que estamos calculando”, dado que el organismo prevé un mejor comportamiento en la recta final de año.

Lo cierto es que las mayores diferencias entre las estimaciones del Gobierno y de los departamentos de análisis se observan en el agujero fiscal. Así, BBVA Research lo eleva al 2,3% y Funcas lo lleva hasta el 2,4%. Más allá, los cálculos de Funcas y de Intermoney también contradicen al Ejecutivo en creación de empleo –prevén un 2,2% frente al 2,3% anunciado ayer–. Francisco Vidal, jefe del departamento de Análisis de Intermoney, reconoce así que los hogares “van a afrontar una creación de empleo bastante más moderada en 2020, del 1,4%. Una ralentización que se verá contrarrestada por la recuperación de los salarios, que avanzan al 2,4%”.
BBVA Research echa además un jarro de agua fría en la reducción de la tasa de desempleo, que estima en un 13,3% el próximo año, frente al 12,3% previsto por el Gabinete de Sánchez.

Críticas de la Airef al INE

La Airef aprovechó la publicación del nuevo cuadro macro ayer para lanzar sus críticas contra la revisión realizada por el INE de la Contabilidad Nacional practicada de forma coordinada con otros países europeos. La institución pide a Estadística mayor transparencia, para reflejar las mejores prácticas europeas, dado que, en su opinión, “no satisface plenamente (...) la orientación hacia el usuario y la transparencia en la comunicación”.

Normas