Política monetaria

La Fed comprará 60.000 millones de dólares en letras al mes hasta marzo

En paralelo continuará realizando subastas repo para evitar tensiones en los mercados financieros a corto plazo

La Fed comprará 60.000 millones de dólares en letras al mes hasta marzo

La Reserva Federal está dispuesta a ampliar su balance y tres días después de que el presidente de la institución apuntara que había llegado el momento de hacerlo, el banco central de EE UU ha anunciado este viernes que empezará a comprar letras del Tesoro por importe de 60.000 millones al mes para garantizar las reservas en el sistema banca. El objetivo inicial es que estas adquisiciones se mantengan hasta el segundo trimestre de 2020. Estas operaciones no deben considerarse la cuarta reedición del QE, algo que ya subrayó Powell en la intervención del martes en Denver.

Este programa es una repuesta a las interrupciones que han sufrido en las últimas semanas el mercado monetario a corto plazo, algo que provoco que los tipos de interés de los fondos federal se dispararan por encima de tope. La Fed considera que lo anuncio es un movimiento "técnico" y no un cambio de "postura" en la política monetaria. Las intervenciones en el mercado no se limitarían a esto. En paralelo el organismo seguirá recurriendo a las subasta de repo. La última de ellas se realizó el pasado miércoles con la inyección de 30.800 millones de dólares.

En las actas de la pasada reunión además de la división mostrada por sus miembros varios funcionarios señalaron que la probabilidad de una recesión en el mediano plazo había aumentado en los últimos meses.

Inversores y exfuncionarios han venido solicitando al banco central que ofrezca una solución más a largo plazo, para evitar problemas de liquidez. En la reunión de septiembre, los participantes acordaron que cualquier crecimiento del balance “debería distinguirse claramente de los anteriores programas de compra de activos a gran escala” y varios sugirieron una discusión adicional sobre una sistema de subastas de repo permanente. Powell subrayó el martes que permitir que el balance vuelva a crecer no debe interpretarse como un esfuerzo para estimular la economía, sino más bien para satisfacer la demanda pública de efectivo y de reservas bancaria

Normas