UE

Johnson afronta una rebelión interna ante el riesgo de Brexit salvaje

El primer ministro irlandés, pesimista sobre la posibilidad de un acuerdo

Boris Johnson, junto al presidente del Parlamento Europeo  David Sassoli, ayer en Downing Street.
Boris Johnson, junto al presidente del Parlamento Europeo David Sassoli, ayer en Downing Street. AFP

Cinco ministros del gabinete de Boris Johnson están dispuestos a dimitir ante el temor de que el esté llevando el país hacia un Brexit sin acuerdo, según el diario británico The Times. Los secretarios de Cultura, Irlanda del Norte, Justicia, Sanidad y el fiscal general están en una lista de potenciales dimisionarios, de acuerdo con el rotativo. Uno de ellos, sin identificar, añade que hay un "número muy alto" de diputados que también saldrían del patido en caso de una ruptura salvaje.

Según esta información, los ministros han alertado del serio riesgo de que esta situación acabe con la autonomía del Ulster, y han cargado contra el influyente asesor Dominic Cummings. "El Gobierno fija la estrategia, no funcionarios no electos. Si hay un intento de que sea así, fracasará", apunta otro de los ministros. 

De acuerdo con Financial Times, de hecho, hasta 50 miembros del Parlamento se declararían en rebeldía en caso de que el partido conservador convocase elecciones para pedir salir de la UE aun sin acuerdo. Algunos de ellos estarían planteando una plataforma alternativa que busque un Brexit con acuerdo.

A apenas tres semanas para la fecha límite, las negociaciones para un acuerdo parecen cerradas, después del cruce de declaraciones de ayer, en el que Londres acusó a Bruselas de endurecer su postura. Responsables de la UE apuntaban directamente a la falta de compromiso de Johnson, quien estaría buscando no un acuerdo sino cargar la culpa sobre Bruselas.

El primer ministro irlandés, Leo Varakdar, ha asegurado esta mañana que va a ser muy complicado pactar el Brexit en una semana, y ha atacado la posición de Boris Johnson, tras una conversación telefónica esta mañana. "Esencialmente el Reino Unido ha repudiado un acuerdo negociado de buena fe con Theresa May durante dos años. Ahora ha puesto la mitad de ese acuerdo sobre la mesa asegurando que es una concesion, cuando obviamente no lo es", apuntó en la televisión pública RTE.

"Trabajaré hasta el último momento para asegurar un acuerdo, pero no a cualquier coste. Creo que será muy difícil conseguirlo la próxima semana". Los días 17 y 18 se celebra una cumbre de jefes de gobierno europeos que debería dar luz verde a un eventual acuerdo, si lo hubiera. En caso contrario, el Parlamento británico ha aprobado una ley que prohíbe el Brexit sin acuerdo. Johnson ha asegurado tanto que cumplirá la ley como que Reino Unido dejará la UE el día 31, sin explicar cómo.

El Gobierno convocará una sesión especial del Parlamento el sábado 19 de octubre, según indicaron fuentes gubernamentales a la cadena BBC. El primer ministro británico, Boris Johnson, confía en alcanzar un acuerdo en la cumbre, y en caso de conseguirlo el líder conservador pedirá al Parlamento que lo apruebe. De lo contrario se presentarán otras opciones a los diputados, entre ellas la de salir de la UE sin acuerdo.

Normas