Vips activa su OPV y sondea a grandes fondos para debutar en 2020

Nomura, JP Morgan y Citi arrancan el ‘pilot phising’. El precio dispuesto a pagar será clave para tomar la decisión este mes

vips opv

No parece que los próximos meses –con elecciones, Brexit y desaceleración económica mediante– sean el momento más propicio para salir a Bolsa. Sin embargo, el gigante mexicano Alsea no se arruga ante las dificultades y ya ha iniciado el proceso para sacar a Bolsa la cadena de restauración Vips, que adquirió hace apenas un año valorada en unos 500 millones de euros. El objetivo es que la compañía cotice en 2020, según indican las fuentes financieras consultadas por CincoDías.

El consejo de Food Service Project –la sociedad en la que consolidan Zena y Vips, y dueña de marcas de restauración como Starbucks, Ginos o Domino's– dio luz verde a la operación el mes pasado. Los bancos contratados (Nomura, como asesor de cabecera, junto a Citi y JP Morgan, los coordinadores) ya se han puesto manos a la obra y han arrancado con los primeros trámites. Los asesores ya han iniciado la parte legal, así como han arrancado las conversaciones con la CNMV.

Las fuentes consultadas coinciden en señalar que a la operación le falta un largo camino para su conclusión, pero que si las partes decidiesen acelerar el proceso, el debut aún podría tener lugar este año. La ventana de oportunidad para realizar una OPV empieza precisamente en noviembre. La decisión ha de ser, por lo tanto, inminente y, pese a que ya se han iniciado conversaciones con la CNMV, queda mucho trabajo por hacer. El supervisor tiene margen siempre que se le entregue la documentación a tiempo.

No obstante, las incertidumbres del mercado son muchas de aquí a fin de año. Y las partes han decidido no acelerar el proceso ante un horizonte incierto para 2019.

Los bancos asesores han tomado esta decisión tras realizar los primeros sondeos, muy preliminares, del mercado. No han llegado a desplegar siquiera un roadshow propiamente dicho (en estos casos se suele esperar hasta que la CNMV publica el folleto y pone negro sobre blanco las fortalezas y debilidades de la compañía). Tampoco el llamado pilot phising, la ronda preliminar de presentaciones con inversores. Sí se han realizado contactos informales e individuales con grandes fondos y posibles inversores internacionales. Y de ellos se ha desprendido con claridad el mensaje de que ahora no es el momento.

La relevancia de estas primeras presentaciones a inversores es que son vitales para fijar el precio. Según publicó El Confidencial, la valoración del grupo mexicano sobre su negocio en España estriba entre los 1.500 y los 1.800 millones. Las fuentes consultadas indican que la disposición de estos inversores seleccionados y la marcha de futuros road show determinarán la decisión final de la empresa.

El grupo factura más de 800 millones de euros en España y Portugal, su beneficio bruto de explotación (ebitda) asciende a más de 100 millones de euros y cuenta con más de 20.000 empleados, repartidos entre los más de 1.000 restaurantes que gestiona, entre locales propios y fraquiciados. Zena es el franquiciador de Foster's Hollywood, Cañas y Tapas, Domino's Pizza y Burger King al tiempo que es dueño de los restaurantes de La Vaca. Las últimas cuentas de Zena, correspondientes a 2017, muestran una facturación de 393,6 millones de euros, un 9,1% más que en el ejercicio previo, con un ebitda de 62,1 millones de euros.

Las cuentas de Vips, marca comercial que opera bajo la sociedad Sigla, correspondientes al año pasado revelan una facturación de 223,6 millones, un 4,1% más que en 2017, si bien este importe se dispararía hasta los 426,4 millones si se incluyen los franquiciados de las cadenas que gestiona o son propiedad de Vips. Estas son la propia Vips, su buque insignia, la cadena de comida italiana Ginos, Starbucks, Fridays y Wagamama.

Europastry es la otra compañía española que ha llegado a sondear al mercado este año de cara a una posible salida a Bolsa. Las fuentes consultadas coinciden en señalar en que el pilot phishing de este grupo de masas congeladas no fue bien, lo que provocó el aplazamiento de la operación primero de abril a octubre y después a finales de año. Más preliminar que Europastry, también han estado sobre la mesa los posibles debuts de Zero-E, Tendam, Wizink, Cabify e Ibercaja.

El dueño ya cotiza en México y vale cerca de 2.000 millones de euros

Alsea. La compañía cotiza en la Bolsa mexicana desde 1999 y vale cerca de 40.000 millones de pesos mexicanos (unos 1.861 millones de euros). Cuenta con 4.474 establecimientos en todo el mundo y sus ventas alcanzaron en el primer semestre los 28.113 millones de pesos (1.308 millones de euros), un 26,6% más, mientras que su ebitda se disparó un 67%, a 3.376 millones de pesos (cerca de 160 millones de euros). La deuda neta de Alsea al cierre del primer semestre sumaba 25.421 millones de pesos (1.180 millones de euros), lo que supone un alza del 82% respecto a 30 de junio del año pasado. La subida se debe también a la adquisición de la compañía española. El año de su estreno en Bolsa, Alsea adquirió Zena a CVC junto al fondo de capital riesgo Alia. El grupo latinoamericano controlaba a cierre de 2017 el 72% de la firma española y el restante 28% pertenecía al inversor financiero. Sin embargo, los antiguos accionistas del grupo Vips, la familia Arango y ProA Capital, han reinvertido 75 millones de euros mediante una ampliación de capital en Food Service Project. Así, todos ellos son ahora accionistas del grupo con una participación del entorno del 8%.

Normas