Mutua lanza el primer fondo de inversión dedicado a donar a ONGs

Mutuafondo Compromiso Social se usara solo para financiar proyectos solidarios

Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña y de Fundación Mutua Madrileña.
Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña y de Fundación Mutua Madrileña.

Mutua Madrileña ha dado una vuelta de tuerca a la figura de los fondos de inversión. Su brazo financiero, Mutuactivos, acaba de obtener la aprobación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), para lanzar un vehículo que pueda estar orientado al 100% a captar recursos para donarlos a ONGs y otras entidades sociales.

Los clientes interesados en Mutuafondo Compromiso Social realizarán una aportación al fondo (o traspasarán su dinero desde otro fondo) y los gestores del mismo lo custodiarán el menor tiempo posible, antes de derivar los recursos del fondo a una causa social. Los primeros proyectos asignados son escuelas infantiles en Guinea Bissau (impulsadas por Unicef) y becas para la investigación del cáncer infantil (impulsadas por la Fundación Unoentrecienmil).

Nunca antes se había utilizado el vehículo de fondo de inversión para canalizar contribuciones solidarias. Únicamente había algunos fondos de impacto, que destinan una parte de las comisiones que recaudan entre los inversores a proyectos sin ánimo de lucro.

"Desde Mutuactivos queremos poner nuestro grano de arena para ofrecer un nuevo formato con el que aportar a causas solidarias", explica Luis Ussía, consejero delegado de la gestora. "Somos pioneros con esta iniciativa, y esperamos que otras firmas puedan seguir nuestros pasos".

Este fondo no tendrá ninguna comisión de gestión ni de depositaría. Todos los gastos legales asociados al producto los asumirá Mutuactivos. El dinero aportado por los clientes, se destinará a activos que oferzcan las máximas garantías, para preservarlo íntegro hasta donarlo a las ONG participantes. La gestora ha firmado un acuerdo con cinco bancos para poder depositar el dinero sin ningún coste (ahora, con los tipos de interés bajo cero, las gestoras llegan a pagar un 0,2% por estos depósitos).

Para constituir el fondo, Mutua va a aportar tres millones de euros, que será el patrimonio base del vehículo. Luego habrá tres tipos de participaciones diferentes. Una pensada para llevar el dinero a las escuelas de Unicef, otra para el proyecto de lucha contra la leucemia infantil, y una tendera categoría para aportar recursos a emergencias humanitarias.

Una de las ventajas de contribuir a una ONG a través de este producto, en lugar de hacerlo con una simple transferencia bancaria, tiene que ver con las plusvalías latentes. Normalmente, el dinero que ha rentado el fondo tiene que tributar como rendimiento del capital en el IRPF, al vender el vehículo. Si en lugar de venderlo, se hace un traspaso a Mutuafondo Compromiso Social, ya no habría que tributar por esas plusvalías. Para un traspaso de 10.000 euros al fondo, con 3.000 euros de plusvalías latentes, el ahorro fiscal sería de unos 570 euros.

Además, este tipo de donaciones, al igual que cualquier contribución a una ONG o a una asociación, puede deducirse fiscalmente en la declaración de la renta. Mutuactivos se encargaría de facilitar los extractos y la documentación para presentarla ante la Agencia Tributaria.

 

Normas