El socialista Costa gana las elecciones en Portugal pero no logra la mayoría absoluta

Con un 36,65% de los votos, a PS le bastará pactar con comunistas o el Bloco

El líder del Partido Socialista, Antonio Costa, celebra los resultados electorales
El líder del Partido Socialista, Antonio Costa, celebra los resultados electorales REUTERS

El primer ministro portugués António Costa ha ganado este domingo las elecciones legislativas portuguesas con claridad, aunque sin alcanzar la mayoría absoluta. Con un 98,98% del escrutinio ya realizado, el Partido Socialista de Portugal (PS) se ha hecho hasta el momento con 106 escaños, lo que lo sitúa a diez diputados de la mayoría absoluta -116 escaños de un total de 230 que forman la Asamblea-.

La segunda fuerza es el Partido Social Demócrata (PSD), que ha alcanzado el 27,90% de los apoyos (77 diputados), mientras que el Bloque de Izquierda logra un 9,67% de los votos y 19 diputados.

Por detrás están la Coalición Democrática Unitaria (que integra a los comunistas de PCP y PEV), con el 6,46% del voto y 12 diputados; el Centro Democrático y Social-Partido Popular (4,25% y 5 diputados), y el ecologista Personas-Animales-Naturaleza (PAN, 3,28 puntos porcentuales y 4 diputados). Otros tres escaños han ido a partidos menores, incluido uno de ellos a Chega, la ultraderecha portuguesa, que entra así en el Parlamento tras lograr el 1,3% de los votos. Otro es para los liberales de Iniciativa Liberal y el tercero para los ecosocialistas de Livre. Según datos oficiales, la participación ha sido del 54,50% y aún quedan 4 escaños por asignar.

En unos comicios empañados por la alta abstención, que llegó al 45,5%, los socialistas mejoran sustancialmente sus 86 diputados actuales y llegan hasta los 106, a apenas diez de la mayoría absoluta que nunca pidieron explícitamente, pero siempre sugirieron en los actos del partido. Costa tendría en su mano la posibilidad de revalidar el Gobierno con el apoyo de solo uno de los dos partidos que le llevaron al Ejecutivo tras las anteriores elecciones. En la anterior legislatura, tras las elecciones de 2015, el socialista Costa, con 86 diputados, firmó acuerdos a nivel parlamentario con el Bloco (19), los comunistas (15) y Los Verdes (2) y fue investido primer ministro. Ahora tendrá una mayoría mucho más cómoda.

Costa tendría mayoría con el apoyo del Bloco o de los comunistas. Le bastaría incluso la abstención de estos dos grupos. Ambos partidos se han mostrado, tras irse conociendo los resultados, dispuestos a facilitar la formación de Gobierno, pero con condiciones.

El primer ministro del país, António Costa, ha aplaudido los resultados y ha destacado que los socialistas aceptarán la tarea de estar al frente de Portugal durante los próximos cuatro años "con determinación y responsabilidad".

"Asumimos este encargo con determinación, alegría y sentido de responsabilidad para cumplir durante los próximos cuatro años los compromisos adquiridos con los portugueses", ha afirmado.

En este sentido, ha hecho hincapié en la voluntad del pueblo portugués de mantener su apoyo al pacto de izquierdas de los últimos años. En una clara alusión a lo que sería una renovada 'geringonça' (término utilizado de forma despectiva por sus rivales políticos para hacer referencia a la alianza entre los socialistas y el Bloque de Izquierda), Costa ha aseverado que buscará extenderla para abarcar también al PAN y el ecologista Livre.

"A los portugueses les gustó la geringonça, por lo que el PS buscará renovar esta solución política", ha manifestado tras conocer los resultados. Así, ha afirmado que los portugueses han manifestado que "quieren un Gobierno nuevo y fortalecido para gobernar con estabilidad".

La líder del Bloque de Izquierda, Catarina Martins, ha expresado su disposición a negociar con el PS con miras a una "solución que aporte estabilidad" de cara a la nueva legislatura. Además, ha barajado la posibilidad de "negociar año por año para cada presupuesto". El Bloco con el 9,47% de los votos, logra un resultado ligeramente inferior al 10,19% obtenido hace cuatro años, lo que no le ha impedido encarecer su respaldo a los socialistas, a los que proponen un pacto revisable año a año para aprobar Presupuestos

Martins ha dejado claro este domingo que los socialistas tienen todas las condiciones "para formar gobierno" y ha planteado las diferentes opciones del PS en caso de que la formación no obtenga la mayoría absoluta.

La diputada socialista Ana Catarina Mendes ha insistido en que buscarán formar un gobierno estable para los próximos cuatro años. "Es una gran victoria para el PS, eso es lo que hay que subrayar. El partido buscará tener una solución estable de gobierno para Portugal", ha manifestado la también subsecretaria general del partido.

Las opciones de Costa para revalidar el cargo de primer ministro han venido propulsadas por la mejora de la economía, que ha crecido más que el promedio de la UE, ayudada por el crecimiento de las exportaciones y una industria turística en auge.

Por su parte, comunistas y verdes lamentan que "los intereses de los trabajadores salgan debilitados" de esta cita tras lograr el 6,19 %, dos puntos menos que hace cuatro años.

Si repetir la alianza con esta izquierda se complica, la tercera opción es el partido animalista PAN, que pasa del 1,39% de los votos en 2015 al 3,28 % conseguidos este domingo, lo que le permite pasar de uno a cuatro diputados.

 

 

 

 

Normas