Sánchez responde a Rivera que no pide su apoyo y cuestiona su coherencia

El presidente del Gobierno en funciones insta a que todos asuman los resultados de las elecciones

El presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez durante el acto de precampaña electoral que ha celebrado el PSOE en Vigo.
El presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez durante el acto de precampaña electoral que ha celebrado el PSOE en Vigo. PSOE

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a las elecciones, Pedro Sánchez, respondió este sábado al de Ciudadanos, Albert Rivera, que no le pide su apoyo, sino que no bloquee la situación política. Seguidamente, el dirigente socialista puso en duda la "coherencia" de Rivera por ofrecerse a investirle a la vez que afirma que si suma con el PP y Vox, gobernará con ellos.

Lo hizo al final de un acto electoral en Vigo, donde respondió explícitamente a los líderes de los tres otros grandes partidos, que hablaron en otros eventos de partido esta mañana. Al de Podemos, Pablo Iglesias, le echó en cara que volviera a "sacar el trampantojo de la gran coalición", ya sea con el PP ó Ciudadanos, con PP ó Cs. Un trampantojo que, eso sí, "dura hasta el día de las elecciones", porque, cuando se ve que no es real, "lo que hace es impedir cuatro veces que haya un Gobierno del PSOE".

De la oferta del líder de Ciudadanos de facilitar su investidura si apoya diez reformas, Sánchez optó por mofarse: "Rivera parece que hoy nos ha levantado el castigo, si nos portamos bien". Y acto seguido constató que, si puede, Cs ha dicho que sumará con el PP y Vox, e ironizó: "Todo un ejemplo de coherencia".

"Nosotros no pedimos el apoyo de Ciudadanos", zanjó el presidente. "Lo que pido es que se respete el resultado electoral, y que aquéllos que perdieron no bloqueen la formación de gobierno".

Finalmente, del PP dijo que está "en hibernación" y "sólo aparece cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid (Isabel Díaz Ayuso) dice cosas ultraderechistas porque pacta con la ultraderecha", en referencia a su pregunta retórica de si después de la exhumación de los restos de Francisco Franco las iglesias "arderán como en el 36".

Sánchez concluyó que el PSOE no se define "en contraposición a nadie" y propone en positivo estabilidad y "una respuesta progresista" a los desafíos que tiene España.

"Bienvenido sea el multipartidismo"

Pedro Sánchez instó este sábado por la mañana durante el I Foro La Toja-Vínculo Atlántico a que todos los partidos políticos asuman el resultado de las urnas el próximo 10 de noviembre y, en consecuencia, a evitar el bloqueo y permitir la estabilidad.

El jefe del Ejecutivo hizo hincapié en que la estabilidad es la que ha permitido a España avanzar en las últimas décadas y ha citado el diálogo que este viernes tuvieron en este mismo foro los expresidentes del Gobierno Felipe González y Mariano Rajoy.

Ambos apoyaron la posibilidad de acuerdos entre el PSOE y el PP para garantizar la estabilidad, y González lamentó el "bloquismo" y reiteró su idea de que si un partido no puede gobernar, no debe impedir que otro lo haga si está en disposición para ello.

En esa línea, Sánchez ha señalado que son los ciudadanos los que deciden con su voto el multipartidismo y, por tanto, "bienvenido sea".

"Cualquier opción es bienvenida. La opción que no es bienvenida es el bloqueo", añadió antes de resaltar que los partidos deben asumir el resultado electoral.

Eso, a su juicio, significa que quien gana no puede imponer su programa y debe acordar con otras fuerzas un proyecto programático, pero al mismo tiempo que quien pierde "no puede bloquear ni tratar de imponer en los despachos lo que las urnas les han negado".

Sánchez resumió su exposición: "La única opción que no es aceptable es el bloqueo, los españoles deciden la orientación del Gobierno con su voto progresista o conservador y lo que necesita España es un Gobierno cohesionado y estable".

Una estabilidad que ha dicho que es en la actualidad muy necesaria por el desafío independentista catalán y ante el que ha instado a impedir que tenga más influencia en la gobernabilidad del país.

Normas