Zegona designará en Euskaltel a un presidente sin funciones ejecutivas

Alberto García Erauzkin dejará el cargo el próximo año "por razones personales"

José Miguel García, consejero delegado de Euskaltel, y Alberto García Erauzkin, presidente de la operadora.
José Miguel García, consejero delegado de Euskaltel, y Alberto García Erauzkin, presidente de la operadora.

Zegona sigue copando todas las áreas de gestión en Euskaltel apenas tres meses después de que el fondo británico colocara a José Miguel García como consejero delegado de la operadora vasca, tras cesar a Francisco Arteche. Los cambios llegan ahora a la presidencia del grupo de Derio (Bizkaia).

Euskaltel comunicó ayer la salida en 2020 de Alberto García Erauzkin, que ocupa la presidencia ejecutiva desde 2015 y que acumula una carrera de dos décadas dentro de la empresa, donde fue director financiero, entre otros cargos de responsabilidad. En una nota a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operadora explica que Erauzkin dejará el cargo "por razones personales".

Pero el relevo en la presidencia tiene más recorrido, puesto que Euskaltel admite en la nota que ya inició el pasado 24 de julio el proceso de búsqueda de un sucesor para García Erauzkin, catorce días después de la junta extraordinaria de accionistas en la que José Miguel García fue ratificado en su puesto por la práctica totalidad de los socios, con Zegona como principal inversor con casi el 21 % del capital.

Erauzkin, según las remuneraciones que figuran en las normas internas de la compañía, percibirá una indemnización por su renuncia de 992.000 euros. Además, controla un 0,23 % del capital, un paquete de acciones que procede en su mayor parte del plan de incentivos para los directivos cuando la operadora salió a Bolsa. Esos títulos tienen un valor de mercado que supera los tres millones.

Erauzkin percibirá una indemnización de 992.000 euros por su renuncia a continuar

El futuro presidente no tendrá poderes ejecutivos. Su designación está abierta, por lo que Euskaltel sigue en busca del relevo para García Erauzkin, que ha desestimado presentarse a la reelección de su cargo el próximo año.

Los cambios siguen en Euskaltel desde que Zegona hiciera valer el pasado verano su condición de máximo accionista. José Miguel García ya ha realizado un ajuste de plantilla de medio centenar de trabajadores, una veintena de ellos cargos directivos que llevaban dos décadas en la empresa, como Alberto García Erauzkin.

Cuando acabe la reorganización interna, el consejero delegado acometerá el desembarco de Euskaltel por toda España. Sus operaciones están limitadas ahora a sus mercados "domésticos" de Euskadi, Asturias y Galicia. En estos dos últimos opera con las marcas Telecable y R, respectivamente. Ya ha dado sus primeros pasos en Navarra y Cataluña.

La intención de Zegona es la de recurrir a la marca Virgin para este crecimiento por todo el país.

Normas