Mercado interbancario

El BCE lanza 'Ester', nueva referencia de tipos de interés a un día

El indicador, llamado "€STR", arranca el 2 de octubre para sustituir al eonia: será más transparente y contará con datos más sólidos

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Los índices de referencia, a los que están ligados préstamos institucionales y de particulares, están en plena transición. En plena remodelación del euríbor, que contará con una metodología más basada en transacciones reales y menos en estimaciones de expertos, el BCE lanza este miércoles 2 de octubre el denominado €STR (o Ester), cuya misión es sustituir al eonia y convertirse en el tipo de interés a un día. 

El €STR se publicará diariamente y se basará en las transacciones individuales en el mercado monetario europeo de depósitos que 50 entidades deben reportar al BCE en el marco del reglamento de información estadística sobre los mercados monetarios. 

El objetivo es que la nueva referencia sea más transparente, puesto que ahora el actual eonia se basa en los datos proporcionados voluntariamente por 28 bancos que está en el panel que gestiona una institución privada, el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, por sus siglas en inglés). El nuevo tipo de interés del BCE se basará en los datos diarios de todos los bancos que deben enviar al Banco Central. El €STR empleará además cifras ponderadas, en lugar de darles a todos el mismo peso, como ocurre con actualmente con el eonia. 

El €STR recoge también el tipo que paga el banco por los depósitos de otras contrapartes que pueden no ser bancos, como fondos de inversión o de pensiones. El martes 1 de octubre no se publicará ni eonia ni €STR, y el eonia, una vez que el €STR haya visto la luz, se calculará con un diferencial fijo de 8,5 puntos básicos. Es decir, el panel de EMMI dejará de estar vigente. 

El organismo que preside Mario Draghi tomó la decisión de crear el €STR después que se denunciara la manipulación del euríbor por parte de los bancos distorsionando las referencias en beneficio propio y de que el proceso de reforma del euríbor, que se inició en 2013, fracasara en un primer momento, en mayo de 2017, debido a la falta de un volumen crítico de transacciones. Si bien, la reforma no se ha abandonado, sino que se ha aplazado. El objetivo es que el nuevo euríbor esté listo a más tardar el próximo 1 de enero.

El proceso de reforma del euríbor ha sido muy largo. Se inició en 2013 como respuesta a los escándalos de manipulación del índice, con el objetivo de conseguir una referencia más fiable y transparente. Como publicó CincoDías el pasado 4 de marzo, las pruebas del euríbor con la nueva metodología describen una curva con tipos generalmente más bajos, pero con fluctuaciones más bruscas.

Normas