Finanzas

Albella apuesta por retocar MiFID II: algunas reglas han sido "un poco excesivas"

La CNMV intensificará en 2020 la supervisión de las comisiones de

auditoría

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, durante su comparecencia ante la Comisión de Economía de Congreso.
El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, durante su comparecencia ante la Comisión de Economía de Congreso. EFE

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, se ha mostrado partidario de hacer un análisis y quizá algunos retoques en la normativa MiFID II, tras más de un año de aplicación. En concreto, el responsable del supervisor del mercado considera que las reglas relacionadas con el asesoramiento financiero o sobre información a los inversores, que han sido "un poco excesivas" y han resultado ser una carga para las empresas o que han debilitado el negocio de los operadores locales.

Durante la celebración del Día del Auditor de la Comunidad Valenciana, Albella ha recordado que esta normativa comunitaria es en parte legado del Reino Unido y a partir de ahora tendremos que competir con ese país, una vez salga de la Unión Europea, por lo que los europeos deben plantearse "si hay que retocar alguna cosa".

Preguntado por el proceso de contratación de agentes de incógnito para comprobar la comercialización de productos financieros de la red comercial de las entidades, ha señalado que está avanzado pero no ha querido concretar más. "Ya hemos avisado de que vamos a hacerlo, solo falta que avisemos del día en que lo vamos a hacer", ha ironizado.

El presidente de la CNMV ha añadido que el supervisor  incluirá en su plan de actividades de 2020 actuaciones específicas de supervisión de las comisiones de auditoría de las sociedades cotizadas y de las grandes compañías. La supervisión englobará actuaciones sobre el funcionamiento de las comisiones de auditoría o el cumplimiento de las normas, según ha explicado el presidente de la CNMV, Sebastián Albella, .

Albella también se ha referido a la posible integración del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) y ha propuesto que, si se produce, debería ser completa e incluir no solo la profesión auditora sino también la supervisión de la normativa contable.

Para el presidente de la CNMV, la integración, en caso de producirse, no debería alterar la organización del organismo supervisor y respetar su funcionamiento, y podría tener sentido si fuera una integración completa. Según Albella, el Ministerio de Economía está considerando esa integración pero no ha tomado ninguna decisión por el momento.

Cualquier solución para un ICAC reforzado y con medios suficientes es "una opción válida", según Albella, para quien la integración tendría ventajas, entre otros motivos desde el punto de vista de la eficiencia, como ya existe en países como Italia, Portugal y Holanda para no multiplicar funciones.

El presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España, Ferran Rodríguez, ha defendido por su parte una reforma del modelo de supervisión en la que la integración en el que la CNMV es una alternativa que "podría funcionar", aunque no se ha mostrado esperanzado en que sea en un corto plazo.

Limita el impacto de la política en la Bolsa

Albella, ha admitido este viernes que "la inestabilidad política no es buena para los mercados" pero cree que "tampoco hay que exagerar su importancia". Según Albella, "llevamos ya mucho tiempo en situación de cierta inestabilidad política" y, a su juicio, "la inestabilidad política no es uno de los factores que influyen de modo principal en los mercados. Estamos en Europa, la economía internacional está muy integrada y la evolución de nuestra bolsa siempre sigue una pauta que se acerca a los mercados europeos e internacionales", ha argumentado.

En concreto, últimamente "la Bolsa española ha evolucionado peor que la europea, específicamente el Ibex, pero eso no se debe tanto a situaciones internas (como la repetición electoral), como a que en el índice español pesan algunos segmentos de compañías que también en el resto de Europa han tenido una evolución peor últimamente, como por ejemplo los bancos", ha precisado.

Desde su punto de vista, "los mercados españoles evolucionan básicamente en atención a la marcha de las compañías y a la situación económica general" y aunque "la inestabilidad política no es buena para los mercados, tampoco hay que exagerar su importancia"

Normas