Transporte

IAG recorta en 215 millones sus previsiones por huelgas y guerra de precios

La aerolínea cifra en 137 millones el efecto de los paros en British Airways

IAG resultados
Terminal 5 del aeropuerto de Heathrow, vacía durante la huelga de pilotos de British Airways el 9 de septiembre.

IAG ha recortado sus previsiones de beneficios para 2019 por el impacto de la huelga de pilotos de British Airways los días 9, 10 y 27 de septiembre. La empresa ha cifrado en 215 millones el efecto de los paros y de otras incidencias como la guerra de precios en el segmento de bajo coste. En consecuencia, la acción de IAG es la que más baja del Ibex 35 en el inicio de la sesión, con un recorte del 3,7%.

Los paros, que supusieron la cancelación de 2.325 vuelos, la reprogramación de otros 2.196 y la aplicación de "políticas comerciales flexibles" en otros 4.070, han tenido un impacto de 137 millones de euros, según ha indicado la empresa a la CNMV esta mañana.

La amenaza de huelga en Heathrow, ha supuesto un impacto de 33 millones de euros, a lo que se suma la guerra de precios en el segmento de bajo coste. IAG ha adelantado un impacto financiero negativo de 45 millones sobre las dos firmas que operan en este ámbito: Level y Vueling.

Sumando estos tres impactos, el grupo espera un descenso de 215 millones en el resultado de 2019 en relación a los 3.485 millones que ganó, con cuentas estimadas proforma, el año pasado, teniendo en cuenta los actuales niveles de tipos de cambio y precios del combustible. La empresa alerta, además, que no se están produciendo contactos entre British y el sindicato de pilotos, por lo que existe el riesgo de nuevas huelgas que tendrían más efecto en los beneficios de la sociedad.

El consejero delegado, Willie Walsh, ha asegurado en la conferencia con inversores posterior que el grupo prevé recortes en el aumento de capacidad de British Airways para compensar parte del impacto de los paros. Los ajustes se detallarán en noviembre, asegura. Vueling, apunta Walsh, se ha visto también perjudicada por la huelga del personal de tierra de Iberia en el aeropuerto de Barcelina, responsable del handling de Vueling. La firma con base en España protagoniza la mayor parte de los recortes de capacidad de este ejercicio.

Walsh se ha referido también a la quiebra de Thomas Cook, asegurando que espera más problemas para el sector. "La mayor parte de las aerolíneas están moderando su capacidad de crecimiento para el último trimestre y de cara a 2020", señaló, "algunas de ellas, las más débiles, tendrán que desaparecer recortar de forma drástica su capacidad". IAG, en todo caso, buscará quedarse con los permisos de vuelo que tenía Thomas Cook en el aeropuerto de Gatwick. 

Normas