Energía

EDF cae en Bolsa ante los nuevos problemas de la planta nuclear británica

La francesa anuncia sobrecostes de 3.200 millones y más retrasos

Trabajos de construcción de Hinkley Point C.
Trabajos de construcción de Hinkley Point C.

La eléctrica francesa EDF, participada por capital público, se desploma hasta un 7,5% en la Bolsa de París tras haber elevado el coste previsto de la construcción de dos nuevos reactores nucleares en Reino Unido, la planta Hinkley Point C. El proeycto nuclear estrella del Reino Unido, que registra retrasos, sobrecostes y problemas desde hace años, costará 3.250 millones de euros más de lo previsto hasta ahora y tardará más de lo esperado en entrar en funcionamiento.

Hinkley Point C ha sido la gran apuesta de Reino Unido para diversificar sus fuentes de energía y reducir las emisiones de gases contaminantes, y una prueba de los diseños de reactores de última generación. Está siendo construida por EDF junto con el grupo chino China General Nuclear Power, y se diseñó para generar 3.200 megawatios, en torno al 7% de la demanda eléctrica del Reino Unido. No obstante, la construcción de los primeros reactores nucleares en las islas británicas es la historia de un fracaso.

La planta costará entre 19.000 y 20.000 millones de euros y entrará en funcionamiento en 2025. Para poder financiar la construcción, el Gobierno firmó un acuerdo de suministro a un precio de 92,5 libras el megawatio hora, más del doble del precio pactado para la última ronda de proyectos de energía eólica marina, que venderán la luz a 39,65 libras.

"Los trabajos en la tierra se han completando, pero las condiciones del terreno nos han llegado a gastar más para poder terminar a tiempo", apuntó el director gerente de la planta en una carta a los empleados.

Los planes nucleares del Reino Unido ya sufireron otro revés cuando el proyecto Wylfa, en Gales, fue anulado el pasado mes de enero por parte de la constructora, Hitachi, a pesar del generoso apoyo del Gobierno. 

Normas