Turismo

España trabaja con Alemania y Suecia para evitar una cascada de quiebras entre las filiales de Thomas Cook

El Gobierno busca salvar a las aerolíneas Condor y Thomas Cook Escandinavia

La ministra de Industria, Reyes Maroto, junto a la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver  durante su reunión con los consejeros de turismo de Canarias, Baleares, Andalucía, Valencia y Cataluña
La ministra de Industria, Reyes Maroto, junto a la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver durante su reunión con los consejeros de turismo de Canarias, Baleares, Andalucía, Valencia y Cataluña

"Estamos ante una situación de emergencia por la quiebra de Thomas Cook. Es fundamental ahora evitar la caída de sus aerolíneas Condor y Thomas Cook Scandinavia", ha señalado esta tarde en rueda de prensa la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. 

En su comparecencia tras una reunión de urgencia con representantes de comunidades autónomas y de asociaciones empresariales del turismo, Maroto ha desvelado que se están manteniendo reuniones "al más alto nivel" con los Ejecutivos de Alemania y Suecia, con el fin de evitar el colapso de las citadas filiales Condor y Thomas Cook Scandinavian, ambas aerolineas aún operativas del grupo quebrado. 

Para el Gobierno central y las comunidades autónomas más expuestas a esta crisis, como Canarias y Baleares, "resulta clave salvar las reservas de los mercados alemán y sueco en lo que resta de temporada". Maroto ha recordado que el sector hotelero español, su propio Ministerio y gobiernos autonómicos, intentaron mantener a flote a Thomas Cook capitalizando hasta 100 millones de deuda comercial que el turoperador tiene con empresas españolas. Un plan que finalmente fue frustrado ante la negativa del Gobierno británico a inyectar fondos en el que era el segundo mayor turoperador del mundo. 

Al respecto ha sido muy crítico el consejero de Turismo del Gobierno balear, Iago Nogueruelas, quien declaró esta mañana que el primer ministro británico ha optado por el coste superior de rescatar a los turistas que por salvar a uno de los buques insignia del turismo en Europa. 

De la reunión mantenida en Madrid ha salido el compromiso de reunir la Comisión Interministerial de Turismo, en la que se abordarán posibles ayudas al sector hotelero, un plan para preservar el empleo e incluso exenciones en las tasas aéreas que cobra Aena, según han adelantado la propia ministra y la consejera canaria de Turismo, Yaiza Castilla. 

Maroto ha señalado que hay 53.000 turistas británicos en España esperando volver a Reino Unido, frente a los 30.000 que contabiliza la Aviacion Civil británica en su plan de contingencia: "Pediremos refuerzos", ha afirmado. 

Respecto a la posibilidad de abrir negociaciones con Ryanair para evitar el anunciado cierre de bases en Canarias y Cataluña, Maroto ha asegurado que el asunto no ha sido abordado esta mañana. Reconoce, eso sí, que la clave para minimizar el impacto por la suspensión de pagos de la compañía británica es preservar la conectividad. 

Respecto a la cifra de 200 millones que el sector hotelero dice tener por cobrar por la reserva de capacidad de Thomas Cook este verano, el Ministerio de Turismo ha eludido ofrecer un dato oficial y se limita a comentar que está reuniendo información. 

 

Normas
Entra en El País para participar