Scope cree que la parálisis política frena la mejora del rating de España

La agencia alemana aconseja reformas que equilibren las finanzas públicas y mejoren la financiación autonómica y el mercado laboral

Imagen de la Bolsa de Madrid.
Imagen de la Bolsa de Madrid.

La repetición de las elecciones en España y la fragmentación y el inmovilismo político que vive el país está haciendo que no se aborden los retos de su economía a largo plazo. Esto es lo que opina la agencia alemana de calificación Scope, que resalta la existencia de cinco de estos retos que la parálisis política impide abordar y que “limitan el rating soberano de España en el nivel ‘A-’.

El primero de estos riesgos para la economía española afecta a sus finanzas públicas. A pesar de que esta agencia reconoce los fuertes ajustes fiscales que se han producido tras la crisis, ve una situación “relativamente débil en los últimos años” por su elevado déficit público y un saldo primario estructural negativo. Ante esto, recomiendan a España corregir este desequilibrio fiscal y garantizar la viabilidad a largo plazo del sistema de pensiones. Estiman ambas cuestiones son fundamentales para reducir la elevada deuda pública que el entorno del 97%.

Los dos desafíos siguientes afectan al mercado laboral. Por un lado, Scope considera que aunque el desempleo se ha reducido a la mitad (hasta el 14%), la elevada tasa de temporalidad, el alto paro de larga duración y la alta concentración de empleos poco cualificados, limitan el desarrollo del capital humano. Además, critican la baja productividad de la economía española, que atribuyen a los desajustes entre las cualificaciones de los trabajadores y las necesidades de las empresas; así como a la amplia dualidad del mercado laboral y a la regulación que impide a las empresas ganar tamaño.

El siguiente riesgo llega de los desequilibrios externos y, en particular, de la posición deudora neta de España (-77% del PIB), que ha permanecido igual en los últimos diez años. Finalmente, Scope recomienda a España que cierre cuanto antes un nuevo sistema de financiación autonómica.

No obstante, la agencia reconoce que hasta ahora el fuerte crecimiento de la economía española ha suplido algunos de estos retos subyacentes, “pero a medida que las perspectivas económicas mundiales y europeas se han debilitado, España necesita un gobierno estable para hacer frente a los desafíos económicos que persisten”, dijo este viernes Giulia Branz, analista de Scope.

Normas