Más de la mitad de los emprendedores en España llevan dos o más startups fundadas

El emprendimiento femenino decae en un 3%. Ganan fuelle la inteligencia artificial, la salud y las PropTech.

south summit informe emprendimiento

El ecosistema emprendedor en España tiene la peculiaridad de que un 54% de los emprendedores actuales no son novatos en esto. Es decir, que ha puesto en marcha al menos dos proyectos, según datos del Mapa del Emprendimiento que ha elaborado Spain Startup – South Summit en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid.

El informe, por lo tanto, demuestra que ese porcentaje de emprendedores recurrentes supera los que inician esta aventura por primera vez (46%). A pesar de que los primeros aportan ideas más novedosas, son los recurrentes los que tienen un porcentaje de fracaso muy por debajo de los primeros (16% frente al 45%): La experiencia es un grado en esto de emprender.

En lo que respecta al perfil del emprendedor en España, puede definirse como un perfil mayoritariamente masculino, ya que las mujeres tan solo copan el 19% de ese pastel –un 3% menos que en 2018-. Ellas prefieren emprender en solitario, y la salud, el sector terciario y la robótica son actualmente sus sectores predilectos.

La edad media de los emprendedores en España es de 32 años, y en un 92% poseen estudios universitarios. Un 63% lo hace por deseo propio, mientras la inteligencia artificial y las PropTech se suman con fuerza a industrias como la del turismo o el FinTech. Por el contrario, el marketing, la moda o el blockchain pierden fuelle.

Los retos del emprendimiento

Cumplir años es el gran reto de toda startup. Las estadísticas demuestran que cuanto más años acumula un negocio mayor es su desarrollo.

Uno de los aspectos en los que más se nota este factor es en la contratación. En 2019 hay un 58% de startups que planea ampliar su equipo, un porcentaje diez veces mayor que las que se hallan en las primeras fases.

Por otro lado, los datos del informen apuntan a que a medida que las startups cumplen años también amplían su mercado y el tipo de clientes al que se dirige. Al inicio abundan aquellas enfocadas al B2B, pero luego van abriendo ese abanico.

Normas