Un Tesla Model S bate el récord en Nürburgring arrasando a un Porsche Taycan

Un Tesla Model S bate el récord en Nürburgring arrasando a un Porsche Taycan

La diferencia conseguida por el Tesla es realmente abultada.

Elon Musk tenía, antes de fundar Tesla, un McLaren F1 a sus mandos por lo que esto del mundo de los deportivos es algo que siempre le ha gustado. Otra cosa es que cuando se pone a vender sus coches eléctricos, esgrima argumentos ambientales y de sostenibilidad para convencernos de que son el futuro.

Es por eso que no os deberían extrañar estas noticias que surgen de vez en cuando y que nos cuentan cómo los vehículos Tesla son capaces de enfrentarse a deportivos extraordinariamente potentes, llegando en algunos casos a mejorar sus marcas. La última, en Laguna Seca, California.

La temible pista de Nurburgring, testigo

Todos, seguramente, sabéis que la pista de Nurburgring es, no solo la más larga que ha tenido nunca el mundo de la F1 (en su trazado original), sino una de las más peligrosas donde se han producido accidentes tan sonados como el de 1976 de Niki Lauda. Así que el reto era importante y para ello los chicos de Tesla se prepararon a conciencia.

No penséis que llegaron allí, pusieron un Model S de los que se venden en su web o en las tiendas y a correr. Para nada. El vehículo que se encargó de batir el récord, y que barrió al Porsche Taycan de 600CV, llevaba un extra, como es el tren de potencia Plaid, nombre que viene a significar algo así como "tartán", pero que es un homenaje directo a la película Spaceballs. ¿Os acordáis de "They've gone into plaid"?

El resultado es el que podéis ver encima, en el mensaje publicado en redes sociales por un accionista de Tesla, que nos descubrió cómo ese Model S batió al Porsche Taycan con una direferencia de 20 segundos. Una distancia tan sideral como ese Plaid de Spaceballs y que no ha gustado mucho a la comunidad. Al fin y al cabo estamos hablando de un modelo retocado, vitaminado para esa prueba, aunque el propio Elon Musk ya ha dicho que esa configuración acabará llegando a las calles.

El tiempo conseguido por el Tesla Model S fue de 7 minutos 23 segundos, seguido del Porsche Taycan con 7:42. Para poner en perspectiva este resultado, vehículos que están muy por encima del Tesla, como el Enzo Ferrari o el Pagani Zonda F Clubsport, se mueven en tiempos de 7:24 y 7:25, respectivamente, mientras que un monstruo como el Mercedes-AMG GT 4-puertas Coupé 63 S 4MATIC+ se quedó en una marca de 7:25.

Normas