La dirección de Sigla se repartió más de 23 millones por la venta de Vips a Zena-Alsea

Este bonus estaba incluido en un plan de incentivos firmado en 2016

Un restaurante Vips en la calle Serrano de Madrid.
Un restaurante Vips en la calle Serrano de Madrid.

La venta de Sigla, la matriz del Grupo Vips y otras cadenas de restauración, a la mexicana Zena-Alsea a finales de 2018 ha generado unos réditos importantes para su equipo directivo.

En concreto 23,1 millones de euros, como consta en las cuentas individuales de Sigla del ejercicio 2018, depositadas en el Registro Mercantil. En ellas se explica que, “como consecuencia de la adquisición el 27 de diciembre de 2018 del 100% del capital de Sigla por parte de Food Service Project [la filial española de Zena-Alsea], se ha liquidado uno de los programas de incentivos”. Este se eleva a 23,1 millones de euros, que se cargaron a la cuenta de pérdidas y ganancias del último ejercicio como gastos de personal.

El crecimiento de esta partida, que pasó de 99 millones a 120, es el principal motivo por el que Sigla cerró el ejercicio con una pérdida de 18 millones, el doble que un año antes, como reconoce el propio informe de gestión. “Las pérdidas de 2018 se deben a los gastos derivados de la operación de venta de las acciones de la compañía a Food Service Project”. En estas cuentas solo se incluyen los restaurantes gestionados de forma directa por la compañía, un total de 183 restaurantes.

Incentivos

En diciembre del año pasado, Zena-Alsea y Sigla confirmaron la compra de la segunda por parte de la primera por un importe aproximado de 500 millones de euros, convirtiéndose en el mayor grupo de restauración de España y Portugal. Como parte del acuerdo, los accionistas de Vips, la familia Arango y Proa Capital, tomaron una participación minoritaria en Food Service Project.

Precisamente, la entrada de Proa Capital en el accionariado de Sigla en 2016, cuando tomó el 30% del mismo, provocó la aprobación de dos planes de incentivos. El primero, el liquidado el año pasado, estaba ligado a “la obtención de una serie de objetivos financieros”, y el otro, que sigue vigente, depende del “mantenimiento de la relación laboral a la fecha del vencimiento del programa”. En 2017 estos generaron un reparto de cuatro millones de euros. El reparto del bonus por la venta a Zena Alsea queda reflejado en el importante aumento en las retribuciones del consejo de administración y del comité de dirección.

En el primer caso, 12,7 millones por todos los conceptos retributivos, diez veces más que en 2017. Este estaba presidido por el fundador, Plácido Arango, a quien acompañaba el consejero delegado, Enrique Francia, que ha dejado el grupo; y por Alberto Menéndez. Por su parte, el comité de dirección pasó de una retribución de 1,29 millones a 15,4.

Antes de su integración en Zena-Alsea, el equipo directivo de Sigla estaba formado por seis directores generales, según su dossier corporativo de 2018. Hoy solo queda una persona, el director general de recursos humanos, Miguel Ángel García Andrés, mientras que el resto ha salido de la empresa.

Las ventas del sistema crecieron un 10%


Más de 400 millones. Aunque las cuentas ya depositadas en el registro solo recogen las ventas de los locales propios de Sigla, la compañía sí hace referencia en su informe de gestión a la evolución de las ventas en el conjunto de su sistema, incluidos los franquiciados y otras sociedades dependientes. Estas crecieron un 10% hasta los 426 millones de euros. En 2018 Vips llevó a cabo 19 aperturas y cerró 12 establecimientos: dos restaurantes Gino’s, nueve tiendas y un Vips.

Normas